lunes

Reseña: La cama de huesos de Patricia Cornwell

Una eminente paleontóloga desaparece sin dejar rastro en una remota región de Canadá, mientras excavaba en busca de huesos de dinosaurio. Las pistas del caso viajan miles de kilómetros y llegan a manos de Kay Scarpetta en Boston. Y los acontecimientos se precipitan cuando en el puerto de la ciudad se recuperan los restos momificados de una mujer sin identificar. La forense no tardará en sospechar que la desaparición de la paleontóloga podría estar conectada con varios crímenes sin resolver mu cho más cercanos, asesinatos con torturas y mutilaciones? Y mientras la investigación avanza, Scarpetta se siente cada vez más aislada de los suyos y empieza a pensar que esta vez tendrá que afrontar la investigación sola.

¿Qué nos ha gustado?
- Volviendo a los orígenes: después de los tropezones literarios que Patricia Cornwell estaba sufriendo, la autora parece haber recuperado al fin algo de la magia que tenía inicialmente la saga protagonizada por la detective Scarpetta. La cama de huesos es una vuelta a los orígenes de la serie, una recuperación de la fórmula original que, sin llegar a eclipsar las primeras novelas, sí posee algo más de calidad que los últimos libros de Cornwell.
- Fuerte de nuevo: Scarpetta regresa en esta última novela con una mayor intensidad narrativa. Su presencia se vuelve imprescindible en la novela, abandonando esa falta de iniciativa que tanto criticamos en El cuerpo del delito y desarrollando un atractivo creciente que se multiplica conforma vamos leyendo.
- Reviviendo la profundidad pasada: los personajes recuperan en La cama de huesos parte de la buena construcción narrativa que tanto nos gustó en Last precint y que se esfumó en Una muerte sin nombre. Esto se aprecia sobre todo en la relación de Scarpetta y su equipo de detectives, que vuelve a tener la camaradería de siempre y la relación de hermandad que tanto juego le dio a Cornwell en las primeras novelas.

¿Qué no nos ha gustado?
- Aún quedan fallos: a pesar de la clara mejoría que ha experimentado la serie de Scarpetta en esta última novela, siguen manteniéndose algunos de los errores que se han ido formando en las últimas novelas. Sin ir más lejos, los personajes de Marino y Benton aún están muy anclados en los clichés y su actitud autocompasiva resulta tan aburrida como antes.
- Sin innovaciones: la trama de La cama de huesos es muy poco original. Cornwell no aporta al argumento ninguna sorpresa ni ningún acontecimiento que no hayamos visto ya en alguna de sus anteriores novelas, hasta el punto de que la trama nos puede resultar incluso repetitiva.

Artículos relacionados 
Las joyas del paraíso de Donna Leon
El amuleto de Medusa de Robert Masello
J de Juicio de Sue Grafton
Atrapada en un sueño de Anna Jansson

2 comentarios :

Muy mala novela. Sin argumento consistente. Sin conexión entre la muerte de la paleontóloga y la línea argumental, aquella es una mera anécdota que no pinta nada en novela. Lo mismo ocurre con la dichosa tortuga. Sobra no menos un 60% de la narración que es pura paja, intrascendente, obvia. Sin argumento, no la queda mas remedio que contarnos los coches que hay en el aparcamiento, cómo tiene que utilizar una tarjeta para salir del mismo, contarnos todas las calles por las que pasa, relatar como se pone el traje de buceo -que si empuja la manga y saca la mano etc.-. Y así paginas y más páginas.Un horror. Una pesadez. Para colmo la traducción es muy, muy, flojucha y con errores gramaticales; como en la pagina 377, parrafo segundo (espero que sea una errata señores editores). Este libro solo es útil si tienes algún enemigo.

No me lo he leído, pero me lo han recomendado varias personas de mi entorno. Lo tengo en mis manos apunto de comenzarlo tumbada en los colchones.

Publicar un comentario