jueves

Reseña: Capricho de amor de Anne Gracie

Durante la guerra, el teniendo Luke Ripton se ve forzado a contraer matrimonio con una joven con el único objetivo de salvarla, para luego dejarla escondida en un remoto convento de montaña. Ahora Luke, que se ha convertido en Lord de Ripton, sabe que no es posible conseguir la nulidad de ese matrimonio y no tiene más remedio que ir en busca de una esposa a quien no desea. Dese hace casi una década, Isabella lleva esperando el rencuentro con su apuesto príncipe de ojos oscuros. Pero sus sueños son destrozados cuando Luke se revela como un soldado autócrata, que espera que ella lo obedezca sin cuestionamientos. La exaltada furia que comparten se transformará en sentimientos, también apasionados, pero de otra naturaleza.

¿Qué nos ha gustado?
- Cambiando por dentro: en Capricho de amor, Anne Gracie logra algo que no consiguió en La princesa furtiva: dar profundidad a los personajes y dotarles de un carácter evolutivo. Tanto Luke como Isabella cambian sus respectivas personalidades iniciales conforme la influencia de uno sobre otra y viceversa resulta más fuerte y sus figuras resultan más completas de lo que fue la pareja protagonista de Cautiva de ti.
- Más allá del amor: aunque Capricho de amor sigue casi por completo la línea romántica de sus antecesoras, Gracie imprime en esta novela algo más de realismo y crecimiento personal. La trama no se limita únicamente a la relación de Luke e Isabella sino que también incide en la progresión individual de los protagonistas, ahondando en aspectos más psicológicos y sentimentales que en anteriores obras.
- De España a Inglaterra: la mayor parte de la novela se desarrolla en el camino de vuelta de Luke e Isabella desde España hasta Inglaterra. Gracie aprovecha de forma muy conveniente este viaje para explotar las posibilidades del entorno y ofrecer al lector un rico y colorido paisaje que sirve como complemento perfecto al desarrollo argumental.

¿Qué no nos ha gustado?
- Relación apresurada: el amor que surge entre Luke e Isabella resulta un tanto repentino. De la completa indiferencia, los protagonistas pasan al romance más extremo y a la pasión desenfrenada sin medias tintas lo que confiere a la relación un cierto halo de idealismo e irrealidad.
- El secreto fallido: Gracie intenta insertar algo de suspense en la trama conservando los años de Luke en España bajo un tupido halo de misterio. Sin embargo, este gran secreto acaba resuelto en poco más de un capítulo, demasiado deprisa como para que el lector saboreé de verdad la tan ansiada revelación.

Artículos relacionados
El primer y último amor de Nora Roberts
La última tentación de Autumn Laing de Alex Miller
Maravilloso desastre de Jamie McGuire
La gran fuga de Susan Elizabeth Phillips

0 comentarios :

Publicar un comentario