miércoles

Reseña: Wild Cards 1 de George R. R. Martin

Existe una historia secreta del mundo. Una historia que comienza en 1946 cuando un extraño virus alienígena es liberado sobre los cielos de Nueva York, proporcionando superpoderes a unos cuantos supervivientes. A aquellos que dedican sus talentos a servir a la humanidad los llaman Ases. A los que usan sus poderes para ayudar al mal, los denominan Jokers. Wild Cards nos cuenta su historia.

¿Qué nos ha gustado?
- Para fans: todos aquellos lectores que han crecido rodeados de superhéroes y cómics, encontraran en Wild Cards una novela muy recomendable. En casi 500 páginas nos toparemos con muchas de las figuras clásicas de este mundo, situadas en un entorno cargado de imaginación y originalidad en la que se mezclan a partes iguales la historia pasada y la fantasía.
- Ritmo constante: aunque cada capítulo de Wild Cards es independiente, todos los autores consiguen mantener el mismo ritmo narrativo. Ágil y dinámica, la novela no tiene partes demasiado lentas ni excesivamente rápidas. Todo se mantiene en una velocidad de crucero constante, que no aburre ni tampoco sobrepasa al lector.

¿Qué no nos ha gustado?
- No esperes demasiado: aunque Wild Cards comparte autor con la celebre Canción de hielo y fuego, la novela no tiene nada que ver con la saga de fantasía que ha cautivado a millones de lectores. Wild Cards carece de la profundidad argumental y de la riqueza de personajes de su antecesora y no consigue aprovechar los escenarios de forma tan conveniente. El único vínculo que puede encontrarse entre ambas es la facilidad con la que George R. R. Martin sigue prescindiendo de ciertos personajes, incluso aunque sean los protagonistas.
- Separando capítulos: el peor defecto que tiene Wild Cards es tal vez el más obvio. Cada capítulo está escrito por un autor diferente, con tramas independientes que no tienen nada que ver entre sí. Esta diversidad hace que los episodios no resulten igual de atractivos y no todos conectarán con nuestras preferencias con la misma intensidad.
- Falta de evolución: en parte por la fragmentación característica de la trama, el elenco de personajes de Wild Cards no desarrolla ningún tipo de evolución. Cada figura queda enclaustrada en su episodio concreto, sin ir mas allá, por lo que el lector no tiene tiempo para sintonizar con ninguno de ellos lo suficiente como para sentir su personalidad.

Artículos relacionados
American gods de Neil Gaiman
Sueño del Fevre de George R.R. Martin
Renegada de Trudi Canavan
El viento por la cerradura de Stephen King

5 comentarios :

Hay un error muy importante. Wild Cards es previo a Canción de Hielo y Fuego.

Eh, pues yo no encuentro dónde dice que NO es anterior. Lo único que se dice es que no tiene nada que ver con la CALIDAD de Canción, algo con lo que estoy de acuerdo, por cierto.

De hecho sí dice "su predecesora" ... Mira bien.

La sinopsis esta mal, se llama ases a aquellos que tienen poderes útiles y jokers a los que sufrieron deformidames no importa sin son "los buenos o los malos" ni para que usan esos poderes

La sinopsis esta mal, se llama ases a aquellos que tienen poderes útiles y jokers a los que sufrieron deformidames no importa sin son "los buenos o los malos" ni para que usan esos poderes

Publicar un comentario