jueves

Reseña: Ojo por ojo de Ameneh Bahrami

«Hace ocho años una desgracia cambió mi vida, una desgracia cuyas consecuencias, sin embargo, no acabaron conmigo.» Por asombroso que parezca, he logrado recuperarme y, ocho años después de aquel horrible punto y aparte en mi vida, siento que por fin tengo fuerza suficiente para contar mi historia. Todavía duele, me remueve las entrañas, me entristece y algunos días casi me desespera. Pero tengo que contarla.»

¿Qué nos ha gustado?
- Un canto a la esperanza: la historia de Ameneh Bahrami es un precioso retrato sobre el perdón y también sobre la redención personal y la autosuperación. La trama autobiográfica de Ojo por ojo encierra un mensaje cargado de positivismo que enseña al lector la cara más cruel pero también la más valiente del ser humano; toda la mezcla de contradicciones que conforman el alma humana.
- El poder de los sentimientos: Ojo por ojo es una novela en la que se entremezclan muchas emociones encontradas que Bahrami refleja con sinceridad y efectividad narrativa. A través de sus propias palabras podremos sentir toda la intensidad de su dolor gracias a las descripciones claras de las que hace uso la autora, que no se pierden, en ningún momento, en extensas disertaciones emocionales.
- La esencia femenina: Ojo por ojo es un tributo al mundo femenino, cargado de realismo y espontaneidad. La historia de Bahrami no solo muestra su desgracia personal sino que también deja entrever la difícil situación de las mujeres en ciertos países en los que deben luchar por su autonomía y su dignidad cada día.

¿Qué no nos ha gustado?
- Volviendo sobre los mismos temas: aunque se aprecian los intentos de la autora por dotar a la trama de una cierta variedad, Bahrami no consigue evitar que algunas partes del libro resulten un tanto repetitivas e incluso clónicas entre sí. La autora vuelve una y otra vez sobre los mismos temas haciendo que la novela pierda variedad y riqueza poco a poco hasta concluir en un final calcado prácticamente al principio.
- Perdidos en tu interior: lo que más sobra en Ojo por ojo es el exceso de material introspectivo que domina toda la novela. Bahrami se pierde demasiado en elucubraciones personales y en lamentaciones, a los que dedica párrafos y párrafos que ralentizan el ritmo y acrecientan la sensación de repetición dentro de la trama.

Artículos relacionados
Baila, baila, baila de Haruki Murakami
Diario de una mariposa nocturna de Rachel Klein
Alice de Milena Agus
Los desorientados de Amin Maalouf

0 comentarios :

Publicar un comentario