martes

Reseña: Los del otro lado de Christopher Buelhman

1935, a finales de la Gran Depresión, en Estados Unidos. En plena crisis económica, Frank Nichols acaba de perder su puesto de profesor de Historia en una universidad del norte del país por mantener una relación con la mujer de otro catedrático. Cuando hereda una casa en el tranquilo pueblo de Whitbrow, en Georgia, decide dejarlo todo atrás para trasladarse allí con ella. Dora dará clase en la escuela del pueblo mientras que Frank se dedicará a escribir un libro sobre un antepasado suyo, Lucien Savoyard. Fue propietario en el siglo XIX de una plantación al otro lado del río que linda con el pueblo. Trató a sus esclavos con una brutalidad descomunal y legendaria, y finalmente acabó asesinado a manos de uno de ellos.

¿Qué nos ha gustado?
- Narrativa con personalidad: las raíces poéticas de Christopher Buelhman se dejan sentir, y mucho, en Los del otro lado. Su prosa mantiene el mismo carácter evocador de sus poemas pero muy bien adaptado al tono de misterio y oscuridad que prima en la trama. Gracias al buen uso que el autor hace del lenguaje y su facilidad para jugar con las palabras de forma sugestiva, el lector no tarda en sentirse inmerso en la trama.
- Almas atormentadas: el elenco de Los del otro lado es uno de los grandes aciertos de la novela. Ninguno de ellos puede calificarse como bueno o malo y todos ellos esconden tras de sí una personalidad complicada, cargada de secretos, que les aleja de cualquiera de los estereotipos tan propios del género negro.
- Los secretos más ocultos: Los del otro lado es una novela de suspense que juega con los entornos góticos y las atmósferas de tensión narrativa para despertar todo el interés del lector. Es un libro en el que prima el terror, en el que la tensión y el miedo se van construyendo poco a poco hasta envolver al lector y hacerle sentir toda la presión que rodea al protagonista. En este sentido, esta obra recuerda de forma más o menos lejana a Harvest Home de Thomas Tryon, aunque sin llegar al nivel de calidad y perfección de ésta.
- Un final de impacto: la conclusión de Los del otro lado es realmente acertada. Buelhman idea un clímax en el que se condensa toda la tensión de la trama, incrementando el suspense un nivel más allá y dejando al lector pegado a las páginas de la novela. Un final que, sin duda, tiene pocas o casi ninguna pega que se puedan criticar.

¿Qué no nos ha gustado?
- Lentitud inicial: al principio, resulta un poco complicado insertarse en la trama de Los del otro lado. Los primeros capítulos son más bien lentos, sin ningún aliciente de suspense que nos empuje a seguir leyendo. Se nos hará un poco larga esta introducción aunque, una vez que empiece la acción, este bajón inicial quedará pronto olvidado.

Artículos relacionados
El fin de los días de Adam Nevill
Oscuro de Teo Rodríguez
El retorno de Sebastian Fitzek
La torre prohibida de David Zurdo, Ángel Gutiérrez

0 comentarios :

Publicar un comentario