lunes

Reseña: La lista de los nombres olvidados de Kristin Harmel

París, 1942. Rose Picard y Jacob Levy, dos jóvenes judíos, se enamoran apasionadamente en los días previos a la ocupación de la ciudad por los nazis. En la actualidad. La nieta de Rose, Hope, deberá encontrar a las personas que su abuela le ha escrito en una lista de nombres que desconoce. Tendrá que viajar a París para reconstruir el pasado de su abuela, una historia que cambiará su vida para siempre.

¿Qué nos ha gustado?
- El pasado de una abuela: Mamie es el personaje estrella de La lista de los nombres olvidados. Aunque si bien es cierto que Hope es una protagonista que no decepciona, la abuela de la familia deslumbra como ningún otro personaje gracias a la ternura que inspira su figura y a la bella historia pasada que arrastra tras de sí y que el lector va conociendo poco a poco. Su presencia se deja sentir con cada aparición y su personalidad es la mejor construida de todo el elenco, tanto en profundidad como en consistencia.
- Saca el pañuelo: La lista de los nombres olvidados es una de esas novelas con las que el lector necesita tener cerca un pañuelo en el que descargar todas las emociones contenidas en la novela. Kristin Harmel sabe muy bien cómo tocar la vena sensible del lector y los sentimientos que rodean a los personajes, cargados de amor y tristeza, están imbuidos de tal intensidad que es imposible permanecer impasible ante la búsqueda que Hope emprende para conocer su pasado familiar.
- Narrativa preciosista: La lista de los nombres olvidados es una autora con un enorme potencial narrativo. Su estilo consigue adentrarnos en la trama y hacernos vivir cada acontecimiento que rodea a los personajes con fuerza y habilidad prosística, sin caer en tópicos ni clichés. Desde luego, la trama carecería por completo de la eficacia que tiene si se prescindiera de la narrativa evocadora y bella de Harmel.
- Prepárate para cocinar: al igual que ya ocurrió en Encuéntrame en el Cupcake café de Jenny Colgan, Harmel adereza la trama de La lista de los nombres olvidados con un sinfín de recetas que van insertándose en la historia conforme Hope se integra progresivamente en el horno familiar. La autora ofrece al lector suculentas descripciones de los platos que cocinan los personajes, invitándonos a prepararlos nosotros mismos para revivir parte de la historia qque centra la obra.

¿Qué no nos ha gustado?
- Ligeramente predecible: aunque a simple vista puede parecer que La lista de los nombres olvidados es una novela chick lit, lo cierto es que este último trabajo se aleja bastante de este género romántico y se enmarca más en el drama familiar lacrimógeno, con una trama compleja y muy bien pensada. Aún así, ciertos detalles y capítulos de la novela, sobre todo los del final, resultan un tanto previsibles y, en algunos casos, no tardaremos en predecir algunos giros que intentan sorprendernos pero que no lo consiguen.

Artículos relacionados
La vida imaginaria de Mara Torres
Una tienda en París de Màxim Huerta
Una cita con mi vida de Cecelia Ahern

El tiempo entre nosotros de Tamara Ireland Stone

0 comentarios :

Publicar un comentario