miércoles

Reseña: La felicidad es un té contigo de Mamen Sánchez

La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo.El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policiaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas... de risa. Todo esto para terminar descubriendo, qué cosas, que el amor lo explica todo.

¿Qué nos ha gustado?
- La sencillez al poder: La felicidad es un té contigo es una novela muy amena, cargada de ternura y humor, que no supone un reto para el lector, asegura una lectura optimista, alguna que otra carcajada y pocas complicaciones o reflexiones profundas. Una obra perfecta para aquellos no demasiado exigentes que busquen pasar un buen rato en compañía de un libro.
- La belleza granadina: Mamen Sánchez utiliza de forma muy conveniente el escenario en el que se ubica la trama. La autora arranca todo el esplendor de la tierra andaluza, sus olores, sus sabores y, sobre todo, el alma de su gente. Un paisaje cargado de magia narrativa que acerca al lector un trocito de la belleza granadina sin moverse de casa.
- Uniendo líneas divergentes: La felicidad es un té contigo es una combinación entre comedia, romántico enredo de sentimientos y thriller al más puro estilo policíaco. Sánchez entremezcla tramas paralelas de diferentes géneros, sin aparente relación, que progresivamente se van combinando hasta conformar un argumento heterogéneo, muy adecuado para conectar con distintos tipos de público.

¿Qué no nos ha gustado?
- Falta de pretensión narrativa: la prosa de La felicidad es un té contigo puede resultar excesivamente simplista para algunos paladares literarios. El estilo de Sánchez no deslumbra por su complejidad ni por su elevado uso del lenguaje y la autora no demuestra toda su capacidad en ningún capítulo. La mejor recomendación es enfrentar la lectura de La felicidad es un té contigo con pocas pretensiones estilísticas.
- Enredo de personajes: La felicidad es un té contigo cuenta con un elenco muy diverso de figuras, a cada cual más particular y divertida. Todos los protagonistas tienen su propia historia y su propia personalidad y, en conjunto, forman un grupo de personajes muy bien pensado y construido por parte de Sánchez.

Artículos relacionados
El cineclub de Meryl Streep de Mia March
La vida imaginaria de Mara Torres
Una vacante imprevista de J.K.Rowling
Tres noches de Austin Wright

1 comentarios :

Un libro que en un principio parece diferente y divertido y resulta ser una auténtica bobada

Publicar un comentario