viernes

Reseña: El cementerio vacío de Ramiro Pinilla

En medio de una romería, los vecinos de Getxo descubren el cadáver de la joven y hermosa Anari, y sobre ella, gritando desesperado, a un joven del otro margen de la Ría. Al día siguiente, en la librería de Sancho Bordaberri, alias Samuel Esparta, entran dos niños dispuestos a dar sus ahorros para contratar sus servicios como investigador privado: quieren demostrar que el sospechoso es inocente.Samuel descubrirá que fueron muchos los que vieron a Anari la noche fatídica, y que el caso se complica porque sus pesquisas se cruzan con las del comisario de la policía Político-Social. Por si fuera poco, se dará de bruces con una persistente leyenda popular sobre los cementerios costeros, que vierten sus cadáveres al mar, donde tal vez los amantes vivan juntos en la eternidad.

¿Qué nos ha gustado?
- Más completa: con respecto a La higuera, la trama de El cementerio vacío resulta más completa de lo que fue su antecesora. Esto se debe a que Ramiro Pinilla entremezcla más géneros en su último trabajo, creando una trama en la que se combinan a partes iguales la tradicional línea policial, con el romance, las venganzas sentimentales, los odios ocultos y, sobre todo, las creencias más populares.
- Envueltos en leyendas: en El cementerio vacío, Pinilla juega de forma excepcional con las leyendas populares del norte de España como complemento adicional a la trama policial. La investigación llevada a cabo por Sancho se entremezcla con las creencias sobre tumbas vacías y amantes reencontrados, creando un panorama a medio camino entre el realismo y la superstición.
- Retomando la posguerra: Pinilla vuelve a deleitarnos con una construcción ambiental muy bien pensada y construida. El Getxo de posguerra es un escenario perfecto para la novela y el autor sabe muy bien cómo arovechar las posibilidades de este entorno, sin perder en el intento las contradicciones, conflictos y complicaciones tan características de la época.

¿Qué no nos ha gustado?
- Divagando en exceso: en algunos capítulos, la trama de El cementerio vacío puede resultar un tanto dispersa. Las reflexiones del protagonista se extienden de forma innecesaria, haciendo que el ritmo de la trama se detenga cada dos por tres y el hilo argumental se rompa a intervalos.

Artículos relacioandos
La casa Julius de Charlaine Harris
Los reyes de lo cool de Don Winslow
La vidente de Lars Kepler
Las joyas del paraíso de Donna Leon

0 comentarios :

Publicar un comentario