viernes

Reseña: Diario de una invasión zombie de J.L. Bourne

Una epidemia desconocida arrasa el planeta. En Estados Unidos, un marine desertor empieza un diario desde el sótano de su casa, convertida en búnker, en el que nos relata sus problemas para resistirse a los muertos vivientes que parecen haber invadido por completo el país y el mundo. Pero no hay lugar seguro y, en seguida, tiene que emprender una huída sin rumbo, por tierra, mar y aire, siempre medio paso por delante de los muertos vivientes que amenazan con devorarlo y convertirlo en uno de ellos.

¿Qué nos ha gustado?
- Los zombies de siempre: en Diario de una invasión zombie, J.L. Bourne recupera la imagen más tradicional de los zombies. Nada de idealismos ni de visiones románticas como vimos en R y Julie de Isaac Marion. Las criaturas medio muertas que protagonizan este libro son peligrosas, sangrientas y están dispuestas a poner las cosas muy difíciles a los vivos. Una visión más dramática que recupera la esencia tradicional de estas criaturas en estado puro.
- Diario zombie: Bourne utiliza en Diario de una invasión zombie una narración muy particular, a modo de diario en primera persona. Es el protagonista el que, a través de informes personales, describe la situación que está viviendo la sociedad de una forma muy íntima. Esto hace que el lector se sienta más fácilmente inmerso en la lucha de los vivos gracias a la fuerza que tienen todas las narraciones en primera persona.
- Acción desbordante: si algo no falta en Diario de una invasión zombie es la acción y el dinamismo. Bourne opta por luchas descarnadas y persecuciones imposibles hasta transformar la trama en un torbellino sin descanso, en el que no hay bajones y con el que será difícil aburrirnos.
- Detalles escabrosos pero no desagradables: aunque la lucha del protagonista contra los zombies es muy realista, sin ningún atisbo de endulzamientos, la prosa de Bourne no resulta tan explícita como para ser desagradable. Sí es cierto que prima un cierto carácter gore pero nada que no se pueda tolerar incluso por los menos dispuestos a la violencia.

¿Qué no nos ha gustado?
- Una visión única: el hecho de que Diario de una invasión zombie esté centrada en un único personaje hace que la trama pierda bastante riqueza. Toda la realidad de la invasión se percibe de manera un tanto unilateral y se desaprovecha, en el intento, una perspectiva más amplia y compleja de la realidad postapocalíptica en la que se ven inmersos los protagonistas.

Artículos relacionados
La ciudad silenciosa de José Luis Caballero
Cenizas de Mike Mullin
La hora del mar de Carlos Sisí
Zona uno de Colson Whitehead

2 comentarios :

Buff yo he de decir que pese a ser entretenida y tal la veo demasiado "militar" para mi gusto. Lo peor con diferencia es el final tan apresurado y abrupto, te acostumbras a leer los tres libros que son bastante detallados y el final es demasiado apresurado, en treinta páginas lo intentan resolver todo...y fallan. Sensación agridulce

Buff yo he de decir que pese a ser entretenida y tal la veo demasiado "militar" para mi gusto. Lo peor con diferencia es el final tan apresurado y abrupto, te acostumbras a leer los tres libros que son bastante detallados y el final es demasiado apresurado, en treinta páginas lo intentan resolver todo...y fallan. Sensación agridulce

Publicar un comentario