martes

Reseña: Asuntos del corazón de Danielle Steel

Tras una estancia en la India, Hope Dunne ha logrado recuperarse de un divorcio no deseado y de la muerte de su hija. Aunque su prestigio como fotógrafa y la fortuna recibida tras su divorcio le permiten vivir con tranquilidad en su loft del Soho neoyorkino y disfrutar de su profesión sin ningún tipo de estrés, e n plenas fiestas navideñas decide aceptar un encargo inesperado. Se trata de viajar a Londres para fotografiar a un reconocido escritor: Finn O’Neill. La sesión de fotos es todo un éxito. Finn es un hombre sensible y cercano, con un magnetismo arrollador, y la química que surge entre ambos, inmediata. De vuelta a la rutina diaria neoyorkina, Hope no deja de pensar en Finn. Sin embargo, cuando se lo encuentra buscándola en el portal de su apartamento en Nueva York, se siente algo asustada ante su osadía, pero también profundamente halagada.

¿Qué nos ha gustado?
- Algo diferente: después de más de 100 libros publicados, Danielle Steel parecía haber caído en un continuo ciclo de repeticiones en el que clonaba un libro tras otro sin demasiadas innovaciones entre ellos. Con Asuntos del corazón, esta tendencia se ha roto, al fin, y la autora deja a un lado los aburridos clichés que poblaban sus más recientes novelas para presentarnos una propuesta ligeramente diferente y más original.
- Una vez más Danielle: Asuntos del corazón es sin lugar a dudas una novela de Steel. El estilo de la obra conserva al milímetro la prosa sencilla de la escritora y la trama es lo suficientemente amena como para no plantear al lector ningún tipo de obstáculo reflexivo y complejo durante su lectura.
- Dilemas y más dilemas: más que una novela de amor idealizado, Asuntos del corazón es una obra con cierto corte psicológico. Las dudas de Hope sobre la bondad o maldad de Fin y sobre el límite de su amor, sumergen al lector en un torbellino de reflexiones personalistas que, a veces, pueden resultar aburridas por lo repetitivas que son.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sin sobresaltos: como ya ocurrió en Hermanas, Asuntos del corazón es una novela predecible de principio a fin. Steel no consigue sorprender al lector en ningún momento y la trama se desarrolla con una exasperante monotonía, carente de altibajos ni tensión. Incluso el final resulta demasiado imaginable, fácilmente de prever por el lector a partir de la primera mitad de la obra.
- Repitiendo lo mismo: la estructura de Asuntos del corazón deja bastante que desear. Después de avanzar en la lectura de 17 capítulos, la autora vuelve a repetir lo acontecido hasta el momento una vez más, como si no estuviera segura de que el lector se haya enterado. Esta vuelta a empezar es poco efectiva para la trama y una forma de engordar la obra de manera innecesaria.

Artículos relacionados
Cómo ser toda una dama de Katharine Ashe
Siete horas para enamorarte de Giampaolo Morelli
Once escándalos para enamorar a un duque de Sarah McLean
Casi una novela de Megan Maxwell

1 comentarios :

NO HE LEIDO MUCHO DE ESTA AUTORA PERO COMPARTO LA OPINIÓN DE QUE ENGORDAR LA OBRA INECESARIAMENTE NO AYUDA A FORTALECER LA TENSIÓN DE LA OBRA, AL CONTRARIO.

Publicar un comentario