jueves

Reseña: Siete horas para enamorarte de Giampaolo Morelli

Paolo es periodista en Il mattino, un diario local napolitano. Paolo es un buenazo y un tanto pusilánime. Su jefe hace de él lo que quiere y su prometida también. Paolo lo único que quiere es casarse y llevar una vida ordenada. Sin embargo, su vida está a punto de dar un vuelco radical e irreversible. Todo pasa al mismo tiempo: descubre que su novia le está siendo infiel y él la deja (con el redactor jefe de Il mattino, nada menos); renuncia a su trabajo (para no pasear sus cuernos por la redacción más de lo estrictamente necesario); consigue un puesto nuevo (en una revista para hombres llamada Macho Man,) y lo mandan a hacer un curso de seducción para hombres desesperados por ligar.

¿Qué nos ha gustado?
- Sin poder evitar una sonrisa: Siete horas para enamorarte es una comedia romántica simpática y muy divertida con la que el lector reirá a gusto ante las situaciones de amores enfrentados que van intercalándose en la trama. No es un libro de grandes pretensiones sino más bien una novela amena y distendida, fácil de leer pero muy entretenida.
- Un protagonista que crece: al principio de la novela, Paolo es un protagonista que no despierta, ni mucho menos, el interés del lector. Falto de iniciativa y con muy poca imaginación, su carisma no deslumbra, precisamente. Pero pasada la mitad de la novela, después de su paso por la escuela de ligue, este personaje cambia de manera radical, pasando a ser una figura que derrocha ingenio y atractivo.
- No dejes de lado a los segundones: en Siete horas para enamorarte, las figuras secundarias juegan un papel tan importante como los principales. Su peso dentro de la trama es esencial y su construcción narrativa supera en muchos casos a la de los principales. Especialmente destacado es Ciro, un divertido periodista con el que reiremos y disfrutaremos al máximo.
- Los secretos de la seducción: a través de la escuela a la que asiste Paolo, el lector asiste como un alumno más a las lecciones de seducción que recibe el protagonista. Aprenderemos junto a él los secretos para enamorar y para corresponder y nos adentraremos en ese mundo tan complicado y bonito que es el amor de una forma diferente y original.

¿Qué nos ha gustado?
- Estilo simplón: la única puntualización que puede hacerse a Siete horas para enamorarte es el estilo del autor. Giampaolo Morelli no se complica lo más mínimo en cuanto a la narrativa se refiere y sus frases resultan, en algunos casos, demasiado simples. Tampoco la elección del vocabulario deslumbra por su enrevesada complejidad.

Artículos relacionados 
La gran fuga de Susan Elizabeth Phillips
Encuéntrame en el Cupcake café de Jenny Colgan
Una cita con mi vida de Cecelia Ahern
La boda de la temporada de Laura Lee Guhrke

3 comentarios :

He leido varias criticas sobre este libro, el principio no me convencía pero al final me enganche! y me lo he lei en menos de 7 horas! Jajajaj pero me sorprende que no se resalte el personaje de Valeria ya que junto a los residentes de la residencia son lo mejor!

Desde luego, Siete horas para enamorarte es una novela que pasa en un suspiro. Muy recomendable, desde luego, si lo que queremos es una lectura tierna y muy muy romántica. Tienes razón en que Valeria es una personaje increíble. Pero no te parece mejor aún Paolo?? A nosotros nos encantó su evolución. Está muy conseguida!!

A mi me encantó este libro cuando lo leí, en un suspiro lo había terminado. Es buenísimo, más un manual para enseñar a ligar a los chicos!!! Muy recomendable!!

Publicar un comentario