viernes

Reseña: Sabotaje de Clive Cussler y Justin Scout

Una oleada de explosiones, incendios y asesinatos sacude la compañía Southern Pacific y pone en riesgo su ambicioso proyecto, crear una red ferroviaria moderna que llegue con rapidez al Oeste de Estados Unidos. Detrás de estas acciones se encuentra el Saboteador, un peligroso hombre sin escrúpulos que no duda en degollar salvajemente a todo el que se cruza a su paso. Desesperado y al borde de la ruina, el presidente de la compañía contrata los servicios del único detective capaz de enfrentarse a este malhechor, el inigualable Isaac Bell. Sabotaje de Clive Cussler y Justin Scout

¿Qué nos ha gustado?
- Rápido como un tren: Sabotaje es una novela muy dinámica, del estilo de El reino o Medusa, cargada de acción frenética, peleas y muchos peligros a los que los personajes se enfrentan cada dos por tres. Desde luego, si algo han conseguido Clive Cussler y Justin Scout en esta novela es no dar al lector tiempo suficiente para aburrirse ni sentir la tentación de abandonar la lectura.
- Viajando a 1900: Sabotaje retrocede de nuevo a los primeros años del siglo XX para adentrar al lector en el nacimiento del ferrocarril en EE.UU. Cussler y Scout mezclan los acontecimientos reales que marcaron esta época con la ficción, dejando entrever la lucha de intereses y corrupción que escondió tras de sí la construcción de las vías ferroviarias que conectaban con el lejano Oeste.
- Isaac Bell en todo su esplendor: al protagonista de Sabotaje ya le conocimos en las dos novelas precedentes de Cussler y Scout, The spy y The thief, donde ya nos sorprendió por lo carismático que resultaba. En Sabotaje, sin embargo, se mejora aún más esta figura protagonista, convirtiéndose en un personaje tan decidido como antes pero aún más perspicaz e inteligente. Un héroe al más puro estilo tradicional que consigue enamorar al lector por lo humano y cercano que es.
- Optimizando lo bueno: The thief, la novela anterior protagonizada por Cussler y Scout, ya resultó entretenida y amena, muy en la línea de las obras de aventuras más cláiscas. En Sabotaje, los autores renuevan todas las ventajas de su obra precedente, aportando una mayor carga de suspense y acción, perfecta para aquellos que deseen adentrarse en una lectura pensada para entretener al máximo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Giros arcaizantes: la utilización de vocablos arcaicos insertados de vez en cuando en la novela dificultan, a veces, la comprensión total de la novela y exigen al lector tomarse su tiempo para entender el significado de palabras desaparecidas ya del diccionario.

Artículos relacionados
Hitman damnation de Raymond Benson
Iron house de John Hart
El oro de Esparta de Clive Cussler
El centinela de Robert Crais

0 comentarios :

Publicar un comentario