jueves

Reseña: La casa del silencio de Blanca Busquets

Esta es la historia de varias mujeres y de algún hombre. Mujeres valientes y sensibles, mujeres apasionadas, mujeres que aman a los hombres pero que, por encima de todo, aman la música. Esta es la historia de un violín que pasa de mano en mano, de un director de orquesta exiliado que vive entre notas musicales y faldas, de madres ausentes, de desamores y venganzas, de guerras que separan, de criadas que toman chocolate caliente... Esta es la historia de La casa del silencio, donde la música jamás deja de sonar.

¿Qué nos ha gustado?
- La música que une: en La casa del silencio la base fundamental de la trama es la música. Blanca Busquets inserta en los acontecimientos piezas clásicas que acompañan al lector en su lectura, complementando el trasfondo musical que comparten todos ellos. Pero, sobre todo, la autora sabe plasmar sobre el papel los sentimientos que despierta el mundo musical con unas espléndidas descripciones interioristas.
- Todos juntos: uno de los grandes aciertos de La casa del silencio es la forma que tiene Busquets de narrar la historia de la novela. Cada capítulo pertenece a un personaje diferente, que muestra su propia vida al lector y nos adentra en sus sentimientos y las circunstancias y personas que le rodean. La música crea un hilo conductor común que entrelaza estos distintos puntos de vista, hilándolos de forma lógica hasta conformar un retrato poliédrico y simbiótico entre todos ellos.
- A fuego lento: La casa del silencio es una novela que hay que paladear, como los buenos vinos, despacio y sin prisas. No es una novela para llevar en el transporte público ni en un viaje; es un libro para disfrutarlo concentrados y en un lugar tranquilo para asi poder deleitarnos con él y asimilarlo por completo.
- El violín misterioso: La casa del silencio es una novela realista que tiene, además, una importante carga de suspense. El encuentro de una de las protagonistas con un violín en un vertedero y el misterio que esconde tras de sí el instrumento, sirve a Busquets para construir un trasfondo de misterio que acompaña muy adecuadamente el retrato psicológico.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sin diálogos: si algo caracteriza la prosa de Busquets es la preponderancia que la autora le concede a la narración frente a los diálogos. A lo largo de toda la novela hay muy pocas conversaciones entre personajes lo que disminuye no solo el dinamismo de la obra sino también la interacción entre las figuras narrativas.

Artículos relacionados
Cristal de Sam Savage
Los recuerdos de David Foenkinos
La vida imaginaria de Mara Torres
Volver de Toni Morrison

0 comentarios :

Publicar un comentario