lunes

Reseña: En la oscuridad de Ian Rankin

Escocia está a punto de conseguir un hito histórico anhelado desde hace siglos. Ante la inminente recuperación del Parlamento escocés, que ha de ubicarse en Edimburgo, la expectación en la ciudad es máxima. Aun más teniendo en cuenta que el edificio que se erigirá en sede de la institución guarda un terrible secreto: sobre él se cierne una maldición que vaticina la desgracia de todo el que ose ocuparlo. El inspector John Rebus, como el resto de miembros del comité de seguridad del Parlamento, no creía en las maldiciones, al menos hasta que Roddy Grieve, candidato a diputado, aparece asesinado en uno de los añejos salones del edificio. Y no será esta la última víctima de lo que se consideraba solo una inofensiva leyenda...

¿Qué nos ha gustado?
- Un misterio muy bien pensado: Ian Rankin va dejando en En la oscuridad pequeños hilos sin unir que irán despertando poco a poco el interés del lector. Un hombre multimillonario que vive, sin embargo, en la calle; un suicidio sin razón… El autor lanza al aire un sinfín de incógnitas para que seamos nosotros los encargados de juntar las piezas de un enorme puzzle, muy bien ideado, por otro lado, y conducido con firmeza por él mismo.
- Viajando al corazón de Escocia: En la oscuridad es ante todo una novela de suspense con un claro componente policíaco. Pero, bajo esta capa, se esconde un maravilloso entramado que recuerda a las mejores novelas de viajes. Las descripciones que Rankin hace de Edimburgo, de sus paisajes y, sobre todo, de su vida más oculta, aquella que se desarrolla entre pubs tradicionales y calles empedradas, son, sencillamente, inmejorables.
- Trabajando en equipo: una vez más, Rankin nos vuelve a mostrar a una pareja protagonista irrepetible y carismática. Rebus y Siobhan forman un tándem de trabajo arrollador y, juntos, pasan por alto a todos los demás personajes con bastante facilidad. La chispa que empieza crearse entre ellos es otro aliciente que consigue incrementar, aún más, el atractivo inicial de la pareja.
- Distendido: las primeras novelas de Rankin no resultaron demasiado espectaculares desde el punto de vista estilístico. Sin embargo, en En la oscuridad, el autor consigue desprenderse de esa prosa empastada de antaño para presentarnos una narrativa más ágil y perfeccionada que la que vimos en El jardín de las sombras, por ejemplo.

¿Qué no nos ha gustado?
- No estás en plenas facultades: después de presenciar de primera mano la brillante actuación de John Rebus en Música del adiós o en Nudos y cruces, su presencia solitaria, ajena a Siobhan, en En la oscuridad pasa bastante desapercibida. El protagonista no consigue conectar con el lector de la misma forma que en sus anteriores obras y su personalidad resulta más llana y peor construida que antes.

Artículos relacionados
Memento mori de César Pérez Vellida
Rendez-vous en negro de Cornell Woolrich
Los prisioneros del cielo de James Lee Burke
Silenciadas de Kristina Ohlsson

1 comentarios :

perfecto muy buen post esta bien ilustrado

Publicar un comentario