miércoles

Reseña: El héroe perdido de Rick Riordan

Jason tiene un problema: acaba de despertar y no recuerda absolutamente nada. Piper tiene un secreto: Su padre lleva tres días desaparecido y sabe que algo va mal. Leo tiene un don: siente las herramientas y las piezas mecánicas como parte de sí mismo. Los tres van camino de un internado para chicos difíciles... pero su destino es otro.

¿Qué nos ha gustado?
- Bienvenidos, dioses: después de encandilar al público con su exitosa saga Percy Jackson, Rick Riordan ha decidido regresar al mundo de dioses griegos y humanos que tanto gustó en sus anteriores novelas. Pero, aunque este regreso puede sonar para muchos como una cansina repetición, lo cierto es que Riordan sabe muy bien cómo innovar sobre lo ya conocido para presentarnos una trama muy diferente –de hecho, no es necesario haber leído la saga Percy Jackson, previamente- que combina los mismos elementos de antes pero de una forma más entretenida y original.
- Un nuevo trío protagonista: al igual que ya ocurrió con la serie Percy Jackson, Riordan vuelve a presentarnos en El héroe perdido a tres nuevos protagonistas –Jason, Piper y Leo- que se alternan como narradores de la historia para mostrarnos desde sus diferentes puntos de vista la trama. Estos tres personajes consiguen ganar nuestro afecto más rápido que los hermanos Kane ya que, por suerte, ninguno de ellos resulta tan insufrible como Sadie ni tan indeciso como Carter.
- Roma y Grecia, unidos: en El héroe perdido, Riordan inserta unas muy interesantes reflexiones sobre las particularidades mitológicas de Grecia y Roma, mostrando al lector, de una forma tan sencilla y divertida como ya hizo el autor en Percy Jackson y en Las crónicas Kane, todos los secretos de los dioses clásicos. Nada de sermones religiosos ni largas explicaciones aburridas. La mitología se funde con la literatura con sencillez y, sobre todo, sin que sea necesario ningún esfuerzo para asimilar esta conjunción.
- Tan rápido como siempre: si algo comparten las tres sagas escritas por Riordan hasta la fecha es lo dinámicas que resultan las tramas de todas ellas. El autor mantiene en El héroe perdido esa acción trepidante y también la esencia aventurera que tanto nos gustó en Percy Jackson y en Las crónicas Kane hasta convertirse en una novela muy divertida, perfecta para el público adolescente e incluso para aquel no tan adolescente, que busque mucha diversión y una lectura amena.

¿Qué no nos ha gustado?
- Salidas improvisadas: algunas de las resoluciones que Riordan idea para las situaciones en las que se ven inmersos los tres protagonistas resultan un tanto forzadas y se acercan, en algunos casos peligrosamente, a soluciones deus ex machina. La facilidad con la que Piper encandila a cualquiera con solo abrir la boca y pronunciar dos palabras es un poco increíble aunque con ello salve más de una situación comprometida sin apenas levantar un dedo.

Artículos relacionados 
La sombra de la serpiente de Rick Riordan
El Trono de Fuego de Rick Riordan 
Firelight de Sophie Jordan
Bitterblue de Kristin Cashore

0 comentarios :

Publicar un comentario