lunes

Reseña: Dos tumbas de Douglas Preston y Lincoln Child

Judson Esterhazy acompaña a su hermana Helen al punto exacto de Central Park donde se va a reencontrar con su marido, el agente del FBI Aloysius X. L. Pendergast. Pero tras el feliz encuentro se produce un caótico tiroteo y secuestran a Helen. Mientras Pendergast busca a su esposa, el detective Acosta se enfrenta a un asesino en serie que escoge a sus víctimas en hoteles de lujo. Trabaja de forma limpia y rápida, y extrae post mórtem los órganos del cadáver, incluido el cerebro. Tras suplicar Acosta a Pendergast que la ayude, las pistas les llevan a una sorprendente conclusión: el criminal tiene una relación consanguínea con Pendergast, pero también con su mujer, Helen.

¿Qué nos ha gustado?
- Al estilo Bond: en Dos tumbas, Douglas Preston y Lincoln Chile introducen a su personaje estrella, Pendergast, en un laberinto de tiroteos, persecuciones, infiltraciones secretas y bases enemigas, que recuerda bastante a los thrillers de espías protagonizados por el incombustible James Bond. Desde luego, en esta última novela del dúo de escritores, no falta la acción trepidante ni la mezcla de sentimientos encontrados y ambiciones de megalómanos que tanto gusta a los más acérrimos del género thriller.
- Secretos ocultos: Dos tumbas es un libro que se adentra, más que sus antecesores, en el pasado de la esposa de Pendergast, Helen, y los misterios que oculta tras de sí, aportando a esta figura más peso en la historia y, sobre todo, un mayor pulido narrativo a su personalidad. Dos tumbas sirve como complemento perfecto de Sangre fría, en el que ya se empezó a vislumbrar que la amable esposa del protagonista no era quien decía ser.

¿Qué no nos ha gustado?
- Perdiendo un poco de fuerza: con respecto a Pantano de sangre y La danza de la muerte, Dos tumbas no es ni de lejos tan buena como estas. La novela carece de ese empuje y ese torbellino de acontecimientos que tanto caracterizó a estas dos novelas anteriores aunque sí consiga mantener parte de la esencia y el ritmo de ambas. Un libro recomendable para los fans de Preston y Child pero que decepcionará a aquellos no tan acérrimos que ya leyeron antes otras obras de la serie Pendergast.
- Super Pendergast: Dos tumbas no es una novela con la que nos aburriremos demasiado. El carisma que siempre desprende Pendergast y las vicisitudes personales a las que se enfrenta en esta última novela no tardarán en sumergirnos en la trama sin dificultades. Sin embargo, algunas de las espectaculares huidas del protagonista y otras tantas de sus ingeniosas salidas, empiezan a resultar un tanto inverosímiles. Esperemos que Preston y Child vuelvan dar algo de credibilidad a la figura de Pendergast en la próxima novela antes de que el simpático agente se convierta en un superhéroe disfrazado de policía.
- Sobras: la trama de Dos tumbas está conformada por tres líneas argumentales superpuestas: la principal, con Pendergast a la cabeza, y dos secundarias que vienen a complementar ésta. Sin embargo, más que añadir algo interesante, estas tramas acaban siendo un añadido insulso, que peca de inverosimilitud y que no aporta pero sí quita mucho al argumento protagonizado por Pendergast.

Artículos relacionados
Jack Reacher. Un disparo de Lee Child
Soborno en Shanghai de Ridley Pearson
La caja negra de Michael Connelly
El oro de Esparta de Clive Cussler

0 comentarios :

Publicar un comentario