miércoles

Reseña: Casi una novela de Megan Maxwell

Rebeca ha vivido una vida solitaria desde que sufrió un último desengaño. La irrupción de Pizza, una encantadora perrita que se encuentra sola y abandonada, dará un giro a su vida inesperado. Pizza, una cazadora de piel y una niña encantadora, se encargarán de que el destino de Rebeca cambie radicalmente. Cuando conozca al sexy y archiconocido piloto de moto GP Paul Stone perderá el miedo a vivir que le impedía tomar las riendas de su vida.

¿Qué nos ha gustado?
- El poder de los secundarios: En el apartado de los personajes lo que mas llama la atención de Casi una novela es la importancia que Megan Maxwell concede a las figuras secundarias. Todas, desde los amigos hasta las mascotas, tienen un peso esencial dentro de la trama y, aunque la historia de la novela no se centra en ellos tanto como en Rebeca y en Paul, su presencia resulta esencial y acaban siendo un interesante aliciente al elenco narrativo.
- Ahondando en temas de calado: la principal diferencia que se aprecia en Casi una novela con respecto a Fue un beso tonto, por ejemplo, es que Maxwell introduce un trasfondo mas profundo. Drogas, corrupción o asesinatos enmarcan la historia de amor de Rebeca y Paul lo que sin duda oscurece el argumento pero también lo desliga del excesivo idealismo que empañó a algunas de sus predecesoras.
- Bienvenidos al universo Maxwell: después de su pequeña incursión en el género erótico con Pídeme lo que quieras, en el que la autora no se sintió muy cómoda a pesar de sus intentos, Maxwell regresa a la literatura romántica de corte chick lit en la que siempre se ha movido como pez en el agua. Un regreso a los orígenes que nos devuelve a la mejor Maxwell.
- Sin divagaciones: Casi una novela es una novela muy breve, con menos de 300 páginas. Maxwell va directa al meollo de la historia, sin perderse en historias secundarias ni en grandes elucubraciones psicológicas. Este estilo rápido se ve favorecido, además, por la prosa distendida y ligera de la autora que prescinde de largas descripciones y apuesta de lleno por los diálogos ágiles.

¿Qué no nos ha gustado?
- Increíble: algunas escenas presentes en Casi una novela resultan un tanto surrealistas, demasiado irreales. Este fallo es algo bastante habitual en las novelas de Maxwell en las que es mejor pasar por alto las salidas imposibles de la autora para seguir la lectura. En su último trabajo, este fallo sigue presente pero para los fans más incondicionales de la autora será un error menor.

Artículos relacionados
El tiempo entre nosotros de Tamara Ireland Stone
Amante renacido de J. R. Ward h
Así es como termina de Kathleen MacMahon
No sonrías que me enamoro de Blue Jeans

0 comentarios :

Publicar un comentario