miércoles

Reseña: Canción de mar 2. Encanto de Amanda Hocking

Lo único que quería Harper era vivir una vida normal y corriente.Pero todo cambió el día en que su hermana Gemma empezó a frecuentar un trío de chicas tan atractivas como misteriosas y, de repente, se marchó con ellas.En su empeño por encontrarla, Harper deberá hacer frente a peligros inimaginables. Por suerte cuenta con Daniel, un apuesto chico dispuesto a todo por ayudarla, y el único que parece inmune a las oscuras armas de seducción del trío de muchachas.

¿Qué nos ha gustado?
- Más acción que nunca: conforme el lector sigue a Gemma y su particular mundo de sirenas, la acción, las traiciones y las luchas se van sucediendo cada vez con más intensidad hasta desembocar en un torbellino de peleas y persecuciones que supera con creces la pasividad con la que se desarrolló la anterior novela, Sirenas.
- Las contradicciones de las sirenas: aunque, en teoría, las sirenas son las “malas” de la novela, Amanda Hocking consigue que, a pesar de sus personalidades retorcidas, el lector sienta por ellas un sentimiento de amor-odio que no pasa desapercibido. Esto se debe, sobre todo, a la buena construcción narrativa que tienen estas tres figuras, contradictorias pero con un carisma especial.
- Estilo acuático: al igual que ya vimos en Sirenas, la prosa de Hocking en la saga Canción de mar es más fluida de lo que ya fue en Lazos de sangre. La narrativa de la autora fluye por las páginas de la obra sin trompicones y las descripciones que Hocking hace del mundo submarino ganan en belleza descriptiva hasta volverse casi místicas y muy sugerentes.

¿Qué no nos ha gustado?
- No esperes grandes romances: para los lectores más románticos que disfrutaron antes con Tierra de magia, Encanto no supondrá una lectura con demasiado aliciente. Cierto es que los sentimientos de Alex por Gemma están más claros que nunca pero Hocking no le concede al amor toda la importancia y el peso que tenía en la trama de sus anteriores sagas.
- Un final simplista: a pesar de que la trama de Encanto tiene mucha acción y es bastante dinámica, el final es lo más decepcionante que tiene la novela. Ya no es tanto el hecho de que se aprecia a la legua que Hocking ha intentado alargar la conclusión para poder propiciar la publicación de una tercera entrega, sino que, además, el final resulta insultantemente sencillo, carente por completo de tensión o de algún que otro momento de clímax.

Artículos relacionados
Sirena de Carolyn Turgeon
Scarlet de Marissa Meyer

Primera maldición de Lauren Kate
Firelight de Sophie Jordan

0 comentarios :

Publicar un comentario