lunes

Reseña: Bajo un árbol milenario de Vaddey Ratner

Raami tiene siete años. Su vida, como miembro de la familia real camboyana, es muy placentera. Pero un día su vida se trunca abruptamente. Los Khmeres rojos obligan a la población camboyana a abandonar sus hogares y trasladarse al campo. Allí serán internados en campos de trabajo para ser reeducados en la doctrina comunista. A pesar de la terrible experiencia Raami se mantiene fuerte. Ha constado que incluso en los momentos más extremos, ha habido un lugar para la lealtad y la solidaridad.

¿Qué nos ha gustado?
- La supervivencia de la familia: Bajo un árbol milenario es una novela muy dramática en la que la lucha por la supervivencia se convierte en el principal eje de la trama y en el sustento fundamental de los personajes. Vaddey Ratner refleja muy bien todo el contexto opresivo y deshumanizado en el que se ven inmersos los protagonistas, mostrando al lector una imagen menos exótica y más cruel de Camboya.
- Para sentir: la capacidad de Ratner para plasmar las emociones y los sentimientos es uno de los grandes aciertos de la novela. Nada de lo que ocurre en la trama puede dejar indiferente al lector puesto que la autora sabe muy bien cómo tocar la fibra sensible en los momentos más oportunos.
- Acompañando tu desgracia: los personajes de Bajo un árbol milenario son tal vez lo mejor que tiene la novela. Todos ellos resultan cercanos, allegados y, sobre todo, muy humanos de tal forma que el lector no tarda en sentir su sufrimiento y las penurias por las que atraviesan con total intensidad.

¿Qué no nos ha gustado?
- Prepárate para llorar: el contexto y las atrocidades que Ratner narra en Bajo un árbol milenario son lo suficientemente realistas y duras como para despertar el lado más sensible de algunos lectores. Por eso, es mejor que aquellos con poco estómago para las desgracias ajenas dejen pasar la lectura de Bajo un árbol milenario, a pesar de su innegable calidad.
- Desde dentro: Bajo un árbol milenario es una novela con una fuerte carga personalista e introspectiva puesto que Ratner conduce la mayor parte de la trama a través de los sentimientos y pensamientos de la protagonista principal. Esto hace que la rapidez de la novela no sea precisamente dinámica y el ritmo puede desesperar a los lectores más impacientes.

Artículos relacionados
El amante japonés de Rani Manicka
Guía Kashgar para damas ciclistas de Suzanne Johnson
Con los pies en el cielo de Jeanne Peterson
El imperio de plata de Conn Iggulden

0 comentarios :

Publicar un comentario