miércoles

Reseña: Una vez de Anne Carey

Por primera vez desde que se escapó de su colegio hace muchos, muchos meses, Eve puede dormir tranquila. Vive en Califia, un paraíso para mujeres, protegida del destino terrible que les espera a las huérfanas de la nueva América. Pero su seguridad tiene un precio: se vio obligada a abandonar a Caleb, el chico al que ama, solo y herido a las puertas de la ciudad que ahora es su hogar. Cuando Eva se entera de que Caleb puede estar en peligro, se lanza a los bosques para rescatarlo, la capturan y la trasladan a la Ciudad de Arena, la capital de la Nueva América. Encerrada en la ciudad amurallada, Eve descubre un sorprendente secreto sobre su pasado y se ve forzada a enfrentarse a la cruda realidad que es el futuro que le espera. Cuando descubre que Caleb está vivo, Eve intenta escapar de su prisión para estar junto a él pero las consecuencias pueden ser fatales. De nuevo se encontrará ante una difícil elección: salvar a aquellos a los que ama o arriesgarse a perder a Caleb para siempre.

¿Qué nos ha gustado?
- Viejos conocidos, nuevas incorporaciones: en Una vez, el lector se encuentra con la mayor parte del elenco de Eve, con el esperadísimo regreso de Caleb como plato fuerte, pero también conoce nuevas figuras. La incorporación de la figura del rey como principal villano y la aparición de los amigos de Eve, esta vez, con un peso mayor que en la primera parte, aportan una mayor riqueza al elenco de personajes de la novela que, sin duda, gana en colorido y diversidad en esta segunda obra.
- Conoce la verdad: con respecto a su antecesora, la trama de Una vez es radicalmente opuesta. Mientras que el argumento de Eve se centró más bien en la supervivencia y en la lucha personal, su sucesora opta por los secretos y el misterio, que se van complicando conforme la protagonista se adentra en la sociedad distópica en la que vive. En este último trabajo no habrá tantas peleas como en la anterior pero conoceremos mejor, por el contrario, el trasfondo social y político que pasó muy desapercibido en Eve.
- Madurando: en la primera obra de la serie, Eve resultó ser una protagonista no demasiado atractiva. Su personalidad excesivamente inocente y su facilidad para creer en todos con los ojos cerrados, incluso aunque la verdad resultara obvia para los demás, hicieron de ella una figura débil y poco deslumbrante como para asumir su función como líder del elenco. En Una vez, por suerte, esta desesperante inocencia ha quedado atrás y Eve aparece en esta segunda novela más madura y hábil que en la anterior, algo, sin duda, de agradecer.

¿Qué no nos ha gustado?
- No te obsesiones: en Una vez la importancia del romance es aún más clara que en Eve. A pesar de la distancia, los sentimientos de Eve por Caleb siguen intactos y nuestra heroína sigue tan enamorada de su héroe como el primer día. No obstante, su amor por él se vuelve en muchos momentos demasiado repetitivo y obsesivo. Parece como si Eve no fuera capaz de dar un paso sin pensar, aunque solo sea por una fracción de segundo, en Caleb y sus autolamentaciones no pasan de simples monólogos sin contenido.
- Sin grandes sobresaltos: Una vez es una novela entretenida que responde casi todos los interrogantes que no quedaron muy bien resueltos en Eve y nos adentra más en el mundo diatópico en el que viven los personajes. Aún así, su lectura no esconde grandes escenas ni giros improvistos y el argumento se desarrolla con un cierto carácter previsto, muy parecido al que ya vimos en Eve.

Artículos relacionados
Legend de Marie Lu
Trono de cristal de Sarah J. Maas
La selección de Kiera Cass
Preciada de Caragh O`Brien

0 comentarios :

Publicar un comentario