jueves

Reseña: Silenciadas de Kristina Ohlsson

Un año después de Elegidas, la vida de Fredrika y sus colegas ha cambiado bastante. Alex se está sometiendo a terapia y Fredrika está embarazada. Su unidad es asignada a la investigación de unos casos sin aparente conexión: quince años atrás, una adolescente fue asaltada y violada. Hoy, un hombre sin identificar resulta muerto en una persecución. Nadie lo reclama, nadie lo busca. Al mismo tiempo, un predicador y su esposa son hallados muertos en su apartamento; parece un suicidio. Tras todo ello descubrirán una red de tráfico de personas que apunta en direcciones que nunca hubieran podido sospechar.

¿Qué no nos ha gustado?
- Aligerando la prosa: desde el punto de vista estilístico, se aprecia en Silenciadas un ligero cambio en la prosa de Kristina Ohlsson. La narrativa de la autora es más sencilla, concisa y, sobre todo, más clara, prescindiendo de las descripciones innecesarias que sí había en su novela anterior y mejorando sustancialmente la calidad de sus diálogos que se convierten en verdaderas conversaciones, en lugar de fríos interrogatorios.
- Piensa en los inmigrantes: Ohlsson utiliza como trasfondo de su última novela un tema de candente actualidad como es la inmigración. A través de las voces de los distintos personajes, la autora aborda esta compleja temática desde distintos puntos de vista hasta ofrecer una imagen bastante múltiple y completa de la materia, realista y reflexiva, en la que no se pasan por alto tampoco ni las implicaciones políticas ni sociales del problema de la inmigración.
- La Bergman más sensible: en Silenciadas conocemos un lado desconocido, hasta el momento, de Fredrika: su lado más maternal y tierno. El inminente nacimiento de su primer hijo, sirve de excusa a Ohlsson para aumentar la profundidad de su protagonista estrella, adentrando al lector en la personalidad cada vez más rica de Fredrika. Pero no solo la caracterización de la protagonista deslumbra en Silenciadas. Peder Rydh, su inseparable compañero, también adquiere un mayor grado de complejidad en esta última obra, compitiendo con su jefa en brillantez y habilidad.
- El crimen clásico: un asesinato, un misterioso asesino que se oculta tras una larga lista de sospechoso y un reguero de pistas. Silenciadas sigue muy de cerca la misma estructura argumental que su predecesora ya que está concebida como una obra policíaca clásica, perfecta heredera de las novelas negras de Mary Higgins Clark y Agatha Christie. Todo un puzzle que mantendrá en vilo al lector hasta el final.

¿Qué no nos ha gustado?
- Muchos secundarios: siendo muy puntillosos, se podría decir que la gran cantidad de historias secundarias que generan los distintos personajes de la obra, empastan, en parte, la trama policíaca principal. Las vidas personales del equipo de Fredrika adquieren en esta obra tanta importancia que, a veces, el lector duda si la obra es un relato personalista o de suspense.

Artículos relacionados
El ángel rojo de Franck Thilliez
Atrapada en un sueño de Anna Jansson
J de Juicio de Sue Grafton
Solo para tus ojos de Tim Kring y Dale Peck

0 comentarios :

Publicar un comentario