jueves

Reseña: No sonrías que me enamoro de Blue Jeans

Hasta hace unos meses, Eli, Valeria, Bruno, Raúl, María y Ester formaban El Club de los Incomprendidos. Cada uno con su personalidad y su carácter, eran los mejores amigos del mundo. Se conocieron dos años atrás en el instituto, y el haber pasado por similares y dolorosas circunstancias les acercó. Pero ahora, superados sus viejos problemas, otros nuevos han separado sus caminos: celos, dudas, amores secretos, relaciones complicadas con los padres... y el club no pasa por su mejor momento. Además, aparecerán otras personas en el camino que influirán en sus decisiones. En la esperada nueva novela de Blue Jeans encontramos amor, intriga, humor, diversión, actualidad y mucha frescura. Una lectura mágica que nos hará reír, llorar, soñar y, sobre todo, creer que el amor siempre puede con todo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Personajes con los que sentir: los seis protagonistas de No sonrías que me enamoro están construidos de tal forma que es tremendamente sencillo sentirse conectado con ellos desde las primeras páginas. A pesar de lo diferentes que son entre sí, todos comparten la misma naturalidad, la misma desenvoltura dentro de la obra, y el sentimiento de fraternidad que se crea entre ellos refuerza esta idea y les hace ser más humanos, más reales.
- Bienvenido al siglo XXI: uno de lo mayores aciertos de No sonrías que me enamoro es la contextualización que el autor aporta a los acontecimientos. Blue Jeans captura con fidelidad el mundo actual adolescente, con todas sus luces y sombras, su día a día y su convivencia con las nuevas tecnologías. Un retrato fiel a la realidad y al público al que va dirigida la obra.
- Sencillez como principal baluarte: como ya vimos en ¡Buenos días, princesa!, el estilo narrativo de Jeans es muy natural, casi como si el autor se limitara a plasmar sobre el papel la vida de seis amigos que él mismo contempla desde un rincón. Diálogos rápidos, marcados por el lenguaje adolescente y las jergas juveniles, y descripciones que acercan el universo de los más jóvenes sin excesos adjetivables de ningún tipo.
- Un final a lo grande: merece la pena leer toda la novela para llegar a los capítulos finales. Jeans acierta de lleno con la conclusión, lo suficientemente abierta como para dar pie a una continuación y muy bien pensadas para cerrar la trama de No sonrías que me enamoro y dejar al lector con la boca abierta.

¿Qué no nos ha gustado?
- Complejo elenco: Jeans estructura su última novela mediante la intercalación de los relatos de los distintos personajes que se van sucediendo de forma correlativa. Sin embargo, el gran número de personajes principales –seis en total–, la rapidez con la que se suceden sus voces y, por supuesto, los constantes flashbacks hacen que sea muy complicado seguir con la misma intensidad las historias particulares de cada uno de ellos de una forma coherente.

Artículos relacionados
El tiempo entre nosotros de Tamara Ireland Stone
Encuéntrame en el Cupcake café de Jenny Colgan
Una cita con mi vida Cecelia Ahern
Nada es para siempre de Ali Cronin

0 comentarios :

Publicar un comentario