viernes

Reseña: Memento mori de César Pérez Gellida

Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro Sancho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días. La investigación del asesinato de una joven ecuatoriana a la que le han mutilado los párpados y cuyo cuerpo han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inesperado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal. La evolución frenética de los acontecimientos desemboca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los asesinos en serie. Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que Memento mori se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.

¿Qué nos ha gustado?
- Algo nuevo: aunque el género policiaco es uno de los más trabajados, sobre todo en los últimos cinco años, César Pérez Gellida introduce en Memento mori algunos toques distintivos que aportan algo de originalidad a su novela. El punto de vista desde el que se narra la historia y la inclusión de las canciones que van dosificándose dentro de la trama son una novedad en este género tan explotado y diferencia Memento mori del resto de compañeras de estantería.
- Manteniendo en vilo: el mayor acierto de Pérez Gellida en Memento mori es la facilidad con la que el autor consigue atrapar la atención del lector desde la primera página. La trama avanza envuelta en un suspense muy bien construido hasta el punto de que la tensión que viven los personajes se traslada a quien lee la novela. Un thriller policiaco que recuerda ese fervor por seguir leyendo y descubrir al asesino que marcó en su momento las novelas de Mary Higgins Clark, por ejemplo.
- Buena muestra: Memento mori es la primera novela de Pérez Gellida, un debut que, sin embargo, deja entrever el enorme potencial de este autor como escritor. Su prosa no se ve anclada por el peso que siempre lleva tras de sí la primera novela, sino que se mueve entre los personajes y los acontecimientos con absoluta soltura.
- Recuperando raíces: tanto desde el punto de vista argumental como constructivo, Memento mori recuerda bastante a las novelas nórdicas que llegaron a España, sobre todo, tras el boom de Milenium. Desde luego, Pérez Gellida sigue de cerca la estela de los maestros de literatura negra llegada del norte, muy especialmente, el legado del desaparecido Stieg Larsson, con quien Pérez Gellida mantiene una cierta similitud en cuanto a estilo narrativo.

¿Qué no nos ha gustado?
- Pequeños baches: Memento mori es una novela relativamente extensa –con casi 600 páginas–, para ser una obra policíaca. Esta extensión viene dada, sobre todo, por la inclusión de algunos pasajes extra que, realmente no aportan demasiado a la trama y que no solo engordan el libro sino que ralentizan el ritmo en algunos puntos.

Artículos relacionados
Refugio de Harlan Coben
Defender a Jacob de William Landay
El índice del miedo de Robert Harris
Los reyes de lo cool de Don Winslow

6 comentarios :

Yo lo he leido y deja bastante que desear. si has leido American Psyco , este libro te recordara un "poquito" pero peor. se deja leer, pero vamos hay libros mejores de este estilo. Y de novedad nada de nada....

Pues por lo que yo he leído por ahí, la crítica es unánime y lo ponen muy muy bien. Yo no lo he leído pero sin duda lo haré. Nos puedes decir qué libros mejores nos recomiendas??

A mi me ha gustado bastante. Le doy un 7 :)

Yo lo estoy leyendo en formato electrónico y por ahora me gusta. Eso sí, me molestan las muchas palabras tecnológicas o expresiones en latín con enlace a la sección de aclaraciones: en la mayoría de los casos están metidas con calzador pues no aportan nada, parece que están para lucir conocimientos por parte del autor (términos informáticos, aplicaciones de móvil, etc.).

Es una mezcla entre American Psycho (joven psicópata rico y malo que sabe mucho de música pop) y Crímenes Exquisitos (asesino en serie culto e investigación policial clavada paso a paso, en vez de ser en A Coruña, en Valladolid, profesor universitario inclusive, eso sí, cambiado de sexo). Entretenido, a ratos, demasiada parafernalia sobre criminología y datos informáticos, demasiada música de los cuarenta principales que no a todo el mundo le gusta. Original, pues poco. Previsible hasta el final.

Novela entretenida. Pero parece demasiado una versión descafeinada de American Psyco

Publicar un comentario