lunes

Reseña: Maravilloso desastre de Jamie McGuire

Abby Abernathy no bebe, no se mete en líos y trabaja muy duro. Cree que ha enterrado su oscuro pasado, pero cuando llega a la universidad, un rompecorazones conocido por sus ligues de una noche pone en peligro su sueño de una nueva vida. Travis Maddox, sexy, musculoso y cubierto de tatuajes, es justamente el tipo de chico que le atrae a Abby, justamente lo que quiere evitar. Dedica sus noches a ganar dinero en un club de lucha itinerante, y sus días a ser el estudiante ejemplar y el seductor más popular del campus. Toda una mezcla explosiva. Intrigado por el rechazo de Abby, Travis intenta colarse en su vida proponiéndole una apuesta que trastocará sus mundos y lo cambiará todo. En cualquier caso, Travis no tiene la más mínima idea de que ha iniciado un tornado de emociones, obsesiones y juegos que los terminará dañando,… aunque puede que también los una para siempre.

¿Qué nos ha gustado?
- El amor más real: Maravilloso desastre no sigue la línea más predominante del género romántico en el que las relaciones aparecen idealizadas y los personajes son lo más parecido a clichés literarios. Jamie McGuire aporta a su último trabajo una visión del amor en la que prima el realismo y la autenticidad de todo romance, por encima de cualquier intento de enaltecimiento surrealista. Este es un libro para todos aquellos que busquen una visión del amor verdadero y no del amor perfecto.
- Buen desarrollo: los personajes de Maravilloso desastre tienen la complejidad y la profundidad necesarias como para que el lector no sienta que está leyendo una novela sin alma. Todos ellos consiguen desarrollar un papel dentro de la trama, único y diferenciado, sin que queden eclipsados entre sí, en ningún momento. Especialmente interesante es la figura de Abby, tal vez la más atractiva y perfeccionada de todo el elenco, que, a través de su complicada relación con Travis, es la que evoluciona más a lo largo de toda la obra.
- El deseo y los sentimientos: Maravilloso desastre es una novela en la que se entremezclan sentimientos encontrados y emociones muy fuertes que despertarán todos los sentidos del lector. La relación de Maddox y Abby da pie a un argumento en el que no falta el deseo y la pasión pero también el dolor y la tristeza, las lágrimas y las sonrisas. Todo lo bonito o lo más feo del amor sintetizado en poco más de 400 páginas.

¿Qué no nos ha gustado?
- Perdiendo el empuje inicial: hasta la primera parte de la novela, la trama de Maravilloso desastre se desenvuelve con bastante dinamismo, favorecido, en parte, por la tensión amorosa que se va fraguando poco a poco entre Maddox y Abby. Sin embargo, a partir de este punto, el argumento pierde el dinamismo inicial y se vuelve un tanto reiterativo, marcado por las peleas constantes entre los dos protagonistas, lo que hace que el atractivo de la historia pierda algo de encanto hacia el final.
- La violencia del amor: Travis es un personaje complicado de calificar. Por un lado, resulta un pilar imprescindible de la novela, que aporta todo aquello que Abby no es capaz de insertar en la trama –picardía, decisión, etc–. Por otro, resulta una figura odiosa en muchos sentidos. Sus arranques de violencia y sus exagerados celos hacen del coprotagonista de la novela un personaje con vistas de antihéroe al que muchas veces resulta imposible no insultar.

Artículos relacionados 
Flores en la tormenta de Laura Kinsale
El tango de la guardia vieja de Arturo Pérez Reverte
Indiscrección de Charles Dubow
La vida es breve y el deseo infinito de Patrick Lapeyre

2 comentarios :

Estoy deacuerdo en todo menos en lo de Travis, nada de antihéroe... jajaja
El chico tiene mucha ira dentro, mucha rabia, pero tiene buenos sentimientos. Es valiente, decidido e intenso. No és el típico principe azul de las novelas románticas, es más real, tiene defectos, pero también tiene virtudes que los eclipsan todos.
Todo lo que Abby no es... Ella es cobarde, y a causa de ello mentirosa... Claro que, con unos padres que no la quieren, es normal que sea así, pero me faltó que se profundizara más en los pensamientos de Abby para entenderla mejor...

Lo que más me gustó del libro fue su relación llena de altibajos, se me hizo hiper entretenida y adictiva. Y Travis, porsupuesto, me enamoró completamente...
Es verdad que a partir de la mitad decae un poco, pero para entonces estaba tan enganchada a su mundo, a su relación y a Travis, que seguí pegada a sus páginas, jajaja.

Estoy de acuerdo con todo.La verdad yo no lo he terminado llegue a la mitad y se volvio tan soso !

Publicar un comentario