viernes

Reseña: El temporal de Myra McEntire

Una amenaza del pasado, puede destruir el futuro… Kaleb Ballard no debería ser capaz de ver ondulaciones, grietas en el tiempo. ¿Significa que sus poderes están desarrollándose o que algo terrible se está desatando? Antes de que pueda averiguarlo, Jonathan Landers, el hombre que intentó matar a su padre, regresa. ¿Por qué ha vuelto? ¿A quién busca ahora? A raíz del regreso de Landers, la organización de La Esfera recibe un ultimátum. O encuentran la información sobre las personas que pueden ser portadoras de los genes del tiempo que ha sido robada, o el tiempo se verá alterado, provocando consecuencias terribles para la gente que Kaleb más ama.

¿Qué nos ha gustado?
- Mejorando lo anterior: La esfera, la novela anterior de la saga, no puede calificarse como decepcionante, ni siquiera como cuestionable. McEntire nos demostró que sabe construir una trama atractiva en la que se mezclan muchos componentes diferentes. Sin embargo, con El temporal la autora da otro salto de calidad en su serie y nos ofrece una novela más sólida desde el punto de vista argumental, con menos lagunas y mayor profundidad psicológica que su predecesora.
- Un alma complicada: pocos personajes nuevos se incorporan a El temporal que no conociéramos en La esfera. Este status quo en el elenco permite a la autora desarrollar mejor las personalidades de cada uno de los protagonistas. Especialmente destacada es la importancia que se le concede a Lily, por ejemplo, que en esta novela posee, no solo un mayor peso en la trama, sino, también, una creciente profundidad.
- Metidos en más líos: una de las principales diferencias que se aprecian entre La esfera y El temporal es la creciente cantidad de acontecimientos que pueblan la trama de ésta última. McEntire incorpora más acción, más viajes en el tiempo, más poderes y más complicaciones, lo que hace que el argumento resulte más complejo y perfeccionado que el anterior.
- Kaleb, el rey: a diferencia de su predecesora, El temporal está narrada desde el punto de vista de Kaleb Ballard. Este cambio de enfoque aporta a la historia una visión más completa de uno de los personajes más interesantes que nos ofreció Myra McEntire en La esfera y que, sin embargo, la autora pasó bastante por alto en la obra precedente. En El temporal nos adentramos en la doble imagen de Kaleb para conocer su lado más fuerte y decidido y también en su faceta más vulnerable, rivalizando en atractivo con la misma Emerson.

¿Qué no nos ha gustado?
- Extrañando a Emerson: después de disfrutar de un personaje tan interesante como Emerson en La esfera, se echa en falta su presencia en El temporal. Esto no significa que Kaleb sea peor narrador o que su presencia resulte más insulsa pero, desde luego, la desaparición casi absoluta de la anterior protagonista resulta una pérdida importante en el elenco de personajes.

Artículos relacionados
Los viajes de Tuf de George R. R. Martin
Numbers 3 Infinito Rachel Ward
Time Riders. Los vigilantes del tiempo de Alex Scarrow
Tan cerca de Beth Revis

0 comentarios :

Publicar un comentario