jueves

Reseña: El maestro del Prado de Javier Sierra

Siendo estudiante en Madrid, una tarde Javier Sierra tiene un singular encuentro en el Museo del Prado. Un misterioso personaje misterioso se ofrece a explicarle las claves ocultas de sus pinturas más célebres. Según el inesperado maestro, visiones místicas, anuncios proféticos, conspiraciones, herejías y hasta mensajes que parecen llegados del «otro lado» inspiraron a maestros como Rafael, Tiziano, el Bosco, Juan de Juanes, Botticelli, Brueghel o el Greco.

¿Qué nos ha gustado?
- Uniendo temas diferentes: El maestro del Prado es una novela que combina la ficción realista con algunos toques propios de las obras de maduración, sin pasar por alto tampoco, unas ligeras pinceladas de misterio. En definitiva, Javier Sierra conserva lo mejor de La cena secreta en su último trabajo, incluso ese carácter controvertido y polémico que ya nos descubrió el autor en su obra precedente, pero añadiendo un carácter más misterioso e imprevisible gracias a la inclusión de giros espontáneos y sorpresas imprevistas que hacen de El maestro del Prado una lectura muy entretenida y distendida.
- Bienvenidos al mundo del arte: para los amantes de la pintura, ya sea renacentista como impresionista, El maestro del Prado es una novela imprescindible. Sierra nos presenta en este libro un interesante recorrido por el Museo del Prado en el que el autor analiza algunas de las obras más importantes de la pinacoteca, recreándose no solo en los aspectos pictóricos sino también en los mensajes escondidos de los pintores y en el simbolismo oculto tras sus finos trazos. Un viaje por la historia del arte perfecto para los que les encanta invertir una tarde entera admirando las obras de Rafael, Tiziano o el Bosco.
- El maestro que guía en la oscuridad: Fovel, el encargado de conducir al protagonista en su particular recorrido por el arte, es un personaje muy especial dentro de la novela, que juega un papel esencial dentro de la misma. No solo se convierte en la encarnación del arquetipo de maestro sino que refleja en sí mismo la mayoría de los mensajes subliminales que Sierra deja al lector en esta novela: la lucha contra los prejuicios y la búsqueda de la verdad personal. Una figura que consigue eclipsar hasta al propio protagonista desde las primeras páginas.
- ¿Qué tienen en común…?: en El maestro del Prado, Sierra entremezcla personajes, cuadros y personajes históricos que, aparentemente, no parecen tener una relación clara pero que el autor combina en una misma novela de una forma sorprendente y muy bien justificada. Los grandes nombres del arte protagonizan una misma trama, unidos todos ellos en las mismas páginas de una obra.

¿Qué no nos ha gustado?
- Mucho dato encubierto: aunque también es parte de su encanto, El maestro del Prado adolece de una excesiva documentación pictórica e histórica. Sierra procura conducir los datos de la forma más amena posible pero, en algunos capítulos, sobre todo al final de la obra, la sobreabundancia de información puede empezar a pasar factura al lector.

Artículos relacionados
Misión olvido de María Dueñas
El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce
Alice de Milena Agus
Una tienda en París de Màxim Huerta

0 comentarios :

Publicar un comentario