sábado

Reseña: Las civilizaciones de Mesopotamia

Hace más de cinco mil años, el territorio que los griegos llamaron Mesopotamia acunó a los forjadores de las primeras civilizaciones: sumerios, acadios, asirios y babilonios. En su vecindad, extendiéndose por Anatolia y Levante, se desarrollaron luego el Reino de Mitanni y el Imperio de los hititas. A estos pueblos debemos la construcción de las primeras ciudades, palacios y templos, la invención de la escritura, el arado y la rueda, los primeros registros administrativos y contables, el cómputo del tiempo y los códigos legales, la metalurgia del cobre y del bronce, las primeras epopeyas…

¿Qué nos ha gustado?
- Completando Las civilizaciones de Mesopotamia y próximo oriente con el segundo número de la colección, El Imperio egipcio, el lector consigue una visión muy completa sobre la célebre batalla de Qadesh, conociendo las dos perspectivas –egipcia e hitita–, de uno de los conflictos más importantes de la Historia.
- Especialmente interesante es el dossier dedicado al código Hammurabi. No solo se explica el contexto, monarca y momento histórico en el que fue escrito sino que, asimismo, se resumen de forma sintética algunas de las penas recogidas en este compendio legislativo para que el lector conozca la base jurídica del código de una forma más concreta.
- Son muy pocas las construcciones arquitectónicas pertenecientes a las civilizaciones de Mesopotamia que todavía siguen en pie en condiciones de conservación aceptables. Es por eso que se agradece la inclusión, a lo largo de toda la novela, de mapas en tres dimensiones y esquemas arquitectónicos de los más famosos edificios de la época. Nacional geographic nos acerca el aspecto de lugares míticos como Zimri-Lim, Hattusa o Nimrud de los que hoy solo quedan ruinas.
- El mayor peligro que podía entrañar una obra dedicada a los pueblos de Mesopotamia era que la información de las diferentes civilizaciones que forman parte de este grupo no fuera equitativa en calidad o en cantidad. Sin embargo, lo primero que llama la atención de esta tercera entrega de la colección es la profundidad igualitaria con la que se profundiza en el mundo particular de los sumerios, acadios, asirios y babilonios, sin que sobresalga uno por encima de otro en ningún momento.
- Las civilizaciones de Mesopotamia es una obra que completa de alguna forma la visión de la Antigüedad que ofrecieron sus tres libros precedentes. Al combinar la historia de estos pueblos con la que con la que ofrecieron Los primeros faraones, El imperio egipcio y El fin del Antiguo Egipto de los egipcios, se entiende de una forma más completa todo el entramado de intereses entrecruzados, luchas por el poder y sucesiones dinásticas que marcaron el próximo oriente en este momento cumbre de la historia.
- La aproximación que la obra hace al entramado militar de los asirios es otro de los aportes más destacados de Las civilizaciones de Mesopotamia. Desde la maquinaria, pasando por las estrategias hasta concluir en la organización interna, el lector hace un recorrido excepcional por el universo de guerras y soldados que marcó toda la sociedad asiria y que concluye con un magnífico dossier complementario con algunos de los aspectos menos conocidos de este entorno.

¿Qué no nos ha gustado?
- En comparación con las tres novelas precedentes, en Las civilizaciones de Mesopotamia se echa en falta una mayor presencia de cuestiones religiosas y mitológicas. Prácticamente, no se explica la funcionalidad civil y social que cumplía el panteón propio de cada pueblo mesopotámico ni tampoco el simbolismo de dioses tan relevantes como Ishtar.

0 comentarios :

Publicar un comentario