lunes

Reseña: Amante renacido de J. R. Ward

Desde la muerte de su shellan, Tohrment ha dejado de ser el valeroso líder vampiro que fue antaño. Físicamente demacrado y con el corazón roto después de su pérdida, ha sido devuelto a la Hermandad por un ángel caído. Ahora que ha de estar listo para la lucha, no siente el hambre de venganza de antes y no está preparado para la nueva tragedia que le espera. Tohr ha empezado a ver a la mujer que amaba en sueños -atrapada en un lugar frío y aislado, muy lejos de la tranquilidad del Ocaso- y recupera la esperanza en salvar a aquella que una vez perdió. Pero sus ilusiones se ven truncadas por las palabras de Lassiter: ha de aprender a amar a otra persona para de este modo poder liberar a su antigua compañera. Tohr se da cuenta de que todos ellos se han condenado... Solo que en ese momento una hembra con un pasado oscuro comienza a abrirse paso hacia él mientras se ve inmerso en una cruenta guerra contra los restrictores, y con un nuevo clan de vampiros que intenta por todos los medios ocupar el trono del Rey Ciego. Tohr deberá elegir entre enterrar el pasado o dejarse llevar hacia un ardiente y apasionado futuro, pero ¿podrá su corazón desprenderse del pasado y liberarlos así a todos ellos?

¿Qué nos ha gustado?
- Avanzando con paso seguro: Amante renacido es un buen ejemplo de cómo una larga saga con diez novelas publicadas hasta la fecha puede seguir creciendo de una forma satisfactoria para la mayoría, por no decir la totalidad, de los lectores y seguidores más incondicionales de la saga, recuperando, al mismo tiempo, algunos de los ingredientes más característicos de la saga, que se perdieron o quedaron muy diluidos en Amante consagrado o en Amante mío.
- Renaciendo de las cenizas: J.R.Ward nos trae en Amante renacido un tipo muy diferente de romance que poco o nada tiene que ver con las historias de amor con las que nos hemos topado en las nueve novelas precedentes. En este último trabajo, encontramos un romance nacido de la tragedia de la pérdida, en el que Tohr tendrá que aprender a amar de nuevo tras la repentina muerte de Wellsie. La autora sabe cómo plasmar ese amor nuevo con una gran sensibilidad y un cierto sentimentalismo que, sin embargo, nunca llega a aburrir.
- Conversaciones picantes: Ward conserva en Amante renacido los diálogos divertidos, rápidos e inteligentes con los que nos ha ido deleitando a lo largo de toda esta longeva saga de romance. De nuevo, nos encontramos con conversaciones bien pensadas y con ligeros toques de humor que son, sin duda, lo mejor que tiene la prosa de Ward.
- Volviendo a lo mejor de la serie: con Amante liberada, Ward decepcionó bastante, no solo a los seguidores de la saga sino también a los lectores esporádicos de la saga La hermandad de la daga negra. Con Amante renacido, no obstante, la autora ha corregido los errores de su novela precedente al presentar una obra más sólida y mejor construida que su predecesora.

¿Qué no nos ha gustado?
- Sin el carisma de Wellsie: el nuevo amor de Tohr es un personaje, sencillamente, inconsistente. No solo carece por completo del atractivo que tuvo su predecesora en su momento sino que no posee una personalidad definida. Esto hace que esta nueva relación aparezca casi de la nada y no consiga cautivar al lector como lo hizo el amor de Tohr con Wellsie.

Artículos relacionados
Hijo del fuego de Sherrilyn Kenyon
La gran fuga de Susan Elizabeth Phillips
El tiempo entre nosotros de Tamara Ireland Stone
Una cita con mi vida Cecelia Ahern

0 comentarios :

Publicar un comentario