sábado

Especial: Francis Scott Fitzgerald

Francis Scott Fitzgerald es uno de los escritores más representativos de los años 20 y uno de los autores más destacados de la literatura norteamericana. Con la adaptación cinematográfica de El gran Gatsby hemos querido destacar tres de sus obras más destacadas:

El gran Gatsby

LO MEJOR: el retrato psicológico que Francis Scott Fitzgerald hace de los personajes de El gran Gatsby es excepcional. El autor adentra al lector en el torbellino de emociones y falsedades en el que confluyen todos los personajes, perfilando con precisión cirujana el alma de cada uno de ellos. La versión de Ramón Buenaventura publicada por Alianza es una de las traducciones más fieles que se han hecho hasta la fecha en nuestro país pues mantiene el uso tan particular que Fitzgerald hizo en el manuscrito original de la lengua y los diálogos.
LO PEOR: El gran Gatsby es una novela con la que es difícil conectar en primera instancia. Los primeros capítulos se desarrollan con más lentitud de la esperada y este ritmo contemplativo puede llegar a aburrir a algún que otro lector impaciente.


A este lado del paraíso
LO MEJOR: A este lado del paraíso es una novela inmejorable para entender cómo era la juventud antes de la Primera Guerra Mundial y de qué forma la Gran Guerra cambió la mentalidad y el futuro de los jóvenes acomodados del momento. Un retrato histórico-realista que refleja mejor que cualquier otra novela de Fitzgerald el contexto y la época en la que el propio autor vivió.
LO PEOR: Amory no es un protagonista con el que el lector sentirá un inmediato arrebato de simpatía. Egoísta, egocéntrico e individualista, su personalidad no resulta llamativa ni carismática en primera instancia y su atractivo y carisma no es lo que más deslumbra de la novela.



Hermosos y malditos
LO MEJOR: Hermosos y malditos bien puede considerarse el culmen en la trayectoria literaria de Fitzgerald. Con una prosa excepcional, un uso de la lengua soberbio y una profundidad de caracterización que supera los fallos de sus anteriores obras, Hermosos y malditos es una lectura imprescindible para entender todo el genio creativo de Fitzgerald.
LO PEOR: al ser en parte autobiográfico, Hermosos y malditos es una de las novelas de Fitzgerald que más reflexión personal y más monólogos internos posee. Esto, aunque no puede considerarse un error en sí mismo, puede no gustar a aquellos lectores que buscan en Hermosos y malditos la misma rapidez narrativa que tiene El gran Gatsby.

0 comentarios :

Publicar un comentario