jueves

Reseña: Un reino lejano de Isabel San Sebastián

Siglo XIII. En la época de las Cruzadas, el caballero Gualterio lucha a las órdenes del emperador Federico II en la lejana tierra de Jerusalén. En una desafortunada escaramuza, él y su hijo, Guillermo, son apresados y enviados al Gran Khan del Imperio mongol, descendiente del temible Genghis Khan. Allí trabajarán como esclavos durante más de diez años, aprenderán los usos y costumbres de una de las razas más duras de la tierra, y tendrán que acostumbrarse a sobrevivir en las condiciones más adversas. Mientras el padre se aferra al recuerdo de su amada Braira y se resiste a perder los vínculos que le unen a ese mundo que ha dejado atrás, el hijo empieza a olvidarse de su madre y de todo su pasado para, lenta e imperceptiblemente, ir asimilándose a sus captores. En Barbastro, Aragón, se quedará Braira, la mujer que guarda luto por ambos, y su fiel amiga, Inés, empresaria textil marcada con una horrible desfiguración en el rostro, que lucha por hacerse un hueco en un mundo dominado por los hombres. Las dos serán testigos de excepción del florecimiento de los gremios y representantes del creciente poder de la mujer en el nacimiento de las ciudades modernas. Pero lo que Braira no sospecha es que la ansiada reunión con su marido y su hijo traerá una nueva serie de problemas que ninguno está preparado para abordar…

¿Qué nos ha gustado?
- Enfrentando culturas: uno de los aspectos que mejor trabajados están en Un reino lejano es el perfecto retrato que Isabel San Sebastián hace de las tres culturas predominantes de la Edad Media española. La autora entremezcla las diferencias irreconciables entre judíos, moros y cristianos, sin dejar de mostrar, casi de forma paralela e indisoluble, lo semejantes que resultan entre sí. Esta antítesis de parecidos y diferencias se convierte en uno de los grandes aciertos de San Sebastián en Imperator y, además, en el eje central sobre el que gira toda la trama.
- Eficacia asegurada: como ya comprobamos en Imperator, San Sebastián tiene un gran talento para la novela histórica. Su prosa no pierde la frescura de la actualidad pero tampoco resulta incoherente con el momento histórico en el cual se enmarca. Pero, sobre todo, el estilo de San Sebastián destaca por su naturalidad, por la aparente facilidad que encierran sus cuidadas descripciones y sus rápidos diálogos.
- Sigue adelante: bajo toda la capa de trama histórica, Un reino lejano encierra un trasfondo humano muy interesante que aporta a la novela algo más que luchas entre personajes y conflictos culturales. Y es que, en definitiva, el libro es una alabanza clara y directa a la esperanza personal, a la lucha constante contra los obstáculos y, sobre todo, al amor. Parece claro que San Sebastián no ha querido obviar en su novela un trasfondo moralista que sí se echó en falta en Imperator.
- Viviendo el momento: al igual que en Imperator, San Sebastián hace una labor de reconstrucción histórica excepcional en Un reino lejano. Los escenarios, exóticos y diversos, por los que atraviesan los personajes son, sin duda, lo mejor que tiene la novela y la capacidad de la autora para evocar costumbres, tradiciones y todo el colorido de la época consigue trasladar al lector en el tiempo apenas transcurridas unas páginas.

¿Qué no nos ha gustado?
- Primacía femenina: como viene siendo habitual en las obras de San Sebastián, los personajes de Un reino lejano mantienen un absoluto desequilibrio. Mientras que las figuras femeninas deslumbran por su complejidad y su tridimensionalidad, las masculinas resultan inconsistentes y muy estereotipadas; algo que disminuye la calidad narrativa del elenco que protagoniza Un reino lejano.

Artículos relacionados
El secreto del Nilo de Antonio Cabanas
El octavo de Karen Engelmann
Noche de invierno de Valerio Massimo Manfredi
Imperator de Isabel San Sebastián

2 comentarios :

Imposible, lo dejo en la pag 100 de 458! No puedo seguir leyendo "Un reino lejano" (decapitaciones, violaciones, matanzas....)¡Qué horror!

Mucha prosa pero poco contenído, la autora se pierde en lo decorativo pero se centra poco en una unos personajes que a través de la historia enganchen de verdad a ese lector necesitado de conocimiento y emoción por la novela histórica de época.

Publicar un comentario