miércoles

Reseña: Sueño del Fevre de George R.R. Martin

En 1857, la cuenca del Mississipi bulle de actividad: los vapores señorean sus aguas en feroz competencia. Cuando Joshua York le ofrece sacar a flote su naviera a cambio de unas pocas condiciones, sencillas aunque misteriosas, el capitán Marsh ve realizado su sueño: ser el patrón del vapor más rápido del río. Pero los sueños de ambos se verán infiltrados por una pesadilla que anegará de sangre los fondeaderos. Para su segunda novela en solitario, Martin eligió el Misisipi de Mark Twain como escenario histórico de la que ha llegado a consagrarse como una de las novelas de vampiros más celebradas de todos los tiempos. Una atmósfera sobrecogedora construida con maestría, la recreación impecable del marco histórico y un tratamiento del monstruo cercano a la ciencia ficción que remite al mismísimo Stoker han convertido Sueño del Fevre en otra novela de referencia de un escritor tan rotundo como polivalente.

¿Qué nos ha gustado?
- Una prosa para despertar envidias: con Sueño del Fevre el escritor norteamericano vuelve a demostrar que su habilidad narrativa no tiene muchos rivales. Una elección precisa del lenguaje, una facilidad sorprendente para hacer ver al lector incluso los detalles más fantasiosos y una soltura envidiable para conducir los acontecimientos. Desde luego, después de leer y disfrutar esta obra, pocos deberían dudar ya de la capacidad de George R.R. Martin como escritor.
- Una nueva visión de los vampiros: aunque la sobreabundancia de títulos con protagonistas vampíricos ha saturado bastante el género, Martin consigue despertar nuestro interés sobre estas criaturas sobrenaturales al dotarlas de unas características propias y únicas, muy diferentes al resto de novelas rivales. Por supuesto, se siguen mintiendo los rasgos más distintivos como la sed de sangre y la sensibilidad a la luz, pero, aún así, el enfoque que Martin ofrece es muy particular y original.
- Hablando de temas serios: aunque Sueño del Fevre es una novela de fantasía, Martin, como en la mayoría de sus obras, utiliza este género de forma muy conveniente para presentar al lector un trasfondo en el que se revisan temáticas de gran calado como el amor o la amistad, ésta última muy bien personificada en el dúo Joshua-Abner Marsh.
- Regresando al siglo XIX: en Sueño del Fevre, Martin demuestra que su habilidad para recrear espacios y construir escenarios no se limita solo al universo épico de Canción de hielo y fuego sino que también tiene su reflejo en la contextualización histórica. Con Sueño del Fevre lleva de la mano al lector hasta el pleno siglo XIX, construyendo no solo un preciosista retraro social y político de la época sino también manteniendo una atmósfera que nos hará sentir parte del pasado.

¿Qué no nos ha gustado?
- Detallismo made in Martin: para todos aquellos que ya hayan leído antes cualquiera de las muchas novelas de Martin, no será ninguna sorpresa el saber que Sueño del Fevre peca, a veces, de un enfermizo apego a los detalles y una minuciosidad por cualquier aspecto que puede resultar exasperante. Esto no solo ralentiza sobremanera la trama sino que también resulta innecesario en muchos casos.

Artículos relacionados 
Danza de dragones de George R.R. Martin
El dragón de hielo de George R.R. Martin
Bitterblue de Kristin Cashore
Los héroes de Joe Abercrombie

1 comentarios :

Me gusta tu reseña! he leído que es muy buena, así que me la apunto :D
saludos

Publicar un comentario