miércoles

Reseña: Renegada de Trudi Canavan

Mientras convive con los rebeldes sachakanos, Lorkin, el hijo de la Maga Negra Sonea, se esfuerza en aprender todo lo que puede sobre ellos y su magia única. Pero los Traidores se resisten a desvelar sus secretos a cambio de la sanación que tan desesperadamente necesitan. Aunque Lorkin en un principio supuso que era por temor a revelar su existencia al mundo, empieza a sospechar que tienen planes más ambiciosos. En Imardin, Sonea intensifica la búsqueda del renegado, consciente de que su amigo Cery no podrá eludir a este asesino indefinidamente. Sin embargo las cosas se complican aún más cuando descubren que la influencia del malhechor en los bajos fondos de la ciudad es mayor de lo que ella temía. Entre tanto, en Sachaka, lord Dannyl, el embajador kyraliano, ha perdido el respeto de la élite local por haber permitido que Lorkin se uniera a los Traidores. Además, está preocupado por la llegada del nuevo embajador de Elyne, un hombre al que conoce muy bien. Y en la Universidad, dos chicas aprendices están a punto de recordar al Gremio de los Magos que a veces su peor enemigo se halla en su propio seno...

¿Qué nos ha gustado?
- El primero es imprescindible: antes de dedicarnos a la lectura de Renegada es esencial haber leído previamente La misión del embajador. Trudi Canavan recupera todos los personajes que ya conocimos en su anterior novela y continúa los acontecimientos en el mismo punto en el que los dejó por lo que resulta muy complicado entender la trama de Renegada sin antes conocer lo que ocurrió en La misión del embajador. Sin embargo, desde el punto de vista narrativo, el último trabajo de Canavan es bastante más sobresaliente de lo que fue el anterior lo que supone un importante salto de calidad para la saga en su conjunto.
- Mejorando la caracterización: uno de los principales fallos de La misión del embajador era la falta de profundidad que lastraba a los personajes de la novela. Aunque es cierto que las figuras de Renegada siguen siendo un tanto estereotipadas, Canavan ha mejorado bastante su caracterización, dotándolas de una mayor complejidad y personalidad.
- El amor pasa al primer plano: la trama de Renegada es bastante similar a la que encontramos en La misión del embajador ayudada por continuos cambios de perspectiva, el lector se ve empujado a seguir leyendo, intrigado más por cómo acabarán los acontecimientos que por el suspense casi nulo que hay tras ellos. Eso sí. En su ultimo trabajo, Canavan apuesta de lleno por los componentes amorosos, que adquieren mas relevancia para todos los personajes de la que tuvieron en La misión del embajador.

¿Qué no nos ha gustado?
- Frustrados por el final: la conclusión es lo peor que tiene Renegada. Da la impresión de que Canavan ha intentado dejar en vilo al lector para incitarle en la compra del tercer volumen de la serie pero sin tener en cuenta que, antes, más vale cerrar el argumento con algo más que un anuncio encubierto de lo que nos deparará el siguiente libro.
- Renegando con pies de plomo: Renegada es una novela que peca de lentitud. La trama se mueve despacio y, en algunos capítulos, da incluso la sensación de que los acontecimientos no avanzan ni retroceden en ninguna dirección.

Artículos relacionados
La misión embajador de Trudi Canavan
Los héroes de Joe Abercrombie
Aleación de ley de Brandon Sanderson
Bitterblue de Kristin Cashore

0 comentarios :

Publicar un comentario