miércoles

Reseña: Los desorientados de Amin Maalouf

Una llamada inesperada lleva a Adam, un profesor árabe de Historia, a regresar a su tierra natal después de veinticinco años de exilio. Todo sigue igual, no ha pasado el tiempo por los lugares que frecuentó. Aquel "paraíso perdido" de la montaña blanca va asociado a los nombres de sus amigos de juventud, el Círculo de los Bizantinos, que pretendían cambiar el mundo y fueron ellos los que terminaron cambiando por una guerra que los separó y llevó a cada uno por distintos caminos. Pero quién es él para juzgarlos cuando vivió un exilio "dorado" mientras ellos se vieron abocados a una situación sin elección posible.

¿Qué nos ha gustado?
- Preguntas existenciales y personales: el viaje de Adam al Líbano con el que empieza la novela se convierte en una base, metafórica y simbólica, sobre la que gira toda la obra y sobre la que Amin Maalouf sustenta gran parte de su mensaje narrativo de una forma muy coherente y bien estructurada. Este inicio desgarrador es, en esencia, el hilo conductor en el que se entreteje el amor a las raíces personales, las preguntas existenciales y la búsqueda de uno mismo, trasfondo absoluto del último trabajo de Maalouf y núcleo de la trama.
- Todos juntos: Los desorientados es un canto a la igualdad de razas y a la comunión personal e internacional entre Oriente y Occidente. Maalouf aboga en su novela por defender, en especial a través de su personaje principal, Adam, la necesidad de establecer lazos entre los países del Mediterráneo y el paralelismo innegable e indisoluble que estos pueblos comparten.
- Llegando al corazón: Los desorientados es una novela que consigue despertar los sentimientos y los pensamientos del lector, sobre todo, gracias a la prosa tan elegante y perfecta con la que Maalouf nos deleita en esta nueva novela. El autor utiliza la sencillez para impactar y la belleza estilística para emocionar, sin que su siempre exquisita narrativa pierda fuerza en ninguna de las poco más de 500 páginas de la obra.

¿Qué no nos ha gustado?
- Te dejo hacer lo que quieras: durante su estancia en Beirut, Adam acaba viviendo una apasionada relación con una antigua amiga, Semiramís, con la que había perdido el contacto tras años separados. Sin embargo, resulta complicado creer, tal y como intenta Maalouf, que en la otra punto del mundo, Dolores, la novia parisina de Adam, consienta, con toda la naturalidad del mundo, esta relación, sin mostrar oposición alguna ante una infidelidad de la que es consciente.
- Retomando viejas premisas: para aquellos que ya hayan leído las obras anteriores de Maalouf, muchas de las ideas que el autor va incorporando en Los desorientados les resultarán conocidas. Y es que, en realidad, el último trabajo del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2010 recupera muchas de las temáticas que ya abordó en León el Africano, La roca de Tanios, y, sobre todo, en Identidades asesinas, sin que aporte nada realmente nuevo a su mensaje de antaño.

Artículos relacionados
Dioses sin hombres de Hari Kunzru
Baila, baila, baila de Haruki Murakami
Antigua luz de John Banville
El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce

0 comentarios :

Publicar un comentario