martes

Reseña: Una familia feliz de David Safier

La vida es dura. Emma ha sacrificado su carrera para dedicarse a su familia, decisión de la que se arrepiente a menudo últimamente. Regenta una librería al borde de la quiebra. Su hija adolescente se avergüenza de ella, su hijo vive aislado en los libros y su marido Frank, el que fuera el amor de su vida, está siempre cansado. Una noche asisten a una fiesta disfrazados de monstruos: Drácula, Frankenstein, la Momia y el Hombre Lobo. De vuelta a casa, una maldición los convierte realmente en el monstruo del que van disfrazados. Para deshacer el hechizo, deben dejar de pelearse y aprender a trabajar en equipo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Reírse es muy sano: David Safier siempre se ha caracterizado por sus tramas paródicas. Ya lo demostró con la magnífica Maldito karma y también con Yo, mi, me… contigo pero ahora con Una familia feliz, el autor alemán lleva su marca de identidad aún más allá puesto que ésta es una novela en la que el caricaturismo tiene una relevancia esencial. A través de las vivencias de la familia protagonista, el lector se embarcará en toda una serie de situaciones hilarantes que nos harán encadenar una carcajada tras otra sin descanso hasta hacernos disfrutar de una lectura más divertida y amena que sus predecesoras.
- Ahondando en las profundidades: las vivencias de la original y desmembrada familia Von Kieren son solo una excusa que el autor utiliza de forma conveniente para mostrarnos una metáfora compleja, profunda y cargada de dobles significados. Y es que bajo la aparente imagen humorística, la trama de Una familia feliz encierra un trasfondo muy trascendental en el que Safier nos invita a reflexionar sobre la felicidad, tanto personal como familiar, el amor y el perdón.
- Una aventura familiar ágil: El ritmo narrativo de Una familia feliz es tan ágil que el lector no tendrá tiempo de aburrirse con esta novela. Los continuos cambios de perspectiva, unidos a la prosa rápida de Safier, hacen que los acontecimientos se sucedan con rapidez, casi sin descanso, y el lector se verá inmerso en la historia sin quererlo, disfrutando al máximo con las situaciones por las que atraviesa el estrambótico grupo de los Von Kieren.
- Superando a las predecesoras: aunque tanto Maldito karma como Yo, mi, me… contigo fueron novelas de mucha calidad, Una familia feliz es incluso mejor que estas. Safier hace en su último trabajo una auténtica ostentación de humor surrealista y profundidad reflexiva, con mejor construcción narrativa y más originalidad que en sus novelas precedentes. Desde luego, un claro salto de calidad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- El mismo error de siempre: Safier repite en Una familia feliz el mismo error que ya cometió en Maldito karma: la pérdida de interés de la trama conforme ésta se acerca al final. Durante los últimos capítulos de la novela, las situaciones se vuelven menos divertidas y profundas y más repetitivas lo que convierte la conclusión de Una familia feliz en un final un tanto soso que no iguala, ni en calidad ni en narrativa, al resto de la novela, claramente superior. Por suerte, este bajón solo afecta a los compases finales del libro. 

Artículos relacionados
Alice de Milena Agus
El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce
Las ventajas de ser un marginado de Stephen Chbosky
No somos los únicos que llevamos este estúpido apellido de Aude Murail

0 comentarios :

Publicar un comentario