lunes

Reseña: Sueños de felicidad de Lisa See

La aclamada escritora Lisa See retoma en Sueños de felicidad la historia de las hermanas Pearl y May, de Dos chicas de Shanghái, y Joy, la tenaz hija de diecinueve años de la primera. Joy, todavía abrumada por los secretos familiares que acaba de descubrir, huye a Shanghái a comienzos de 1957 para buscar a su padre biológico, el artista Z. G. Li, de quien May y Pearl estuvieron enamoradas antaño. Deslumbrada por él, y cegada por el idealismo y los desafíos que plantea la realidad, Joy se sumerge en la Nueva Sociedad de la China roja, ajena a los peligros del régimen comunista. Pearl, desolada por la huida de Joy y aterrada por su seguridad, está decidida a salvar a su hija cueste lo que cueste. Desde la atestada ciudad hasta aldeas remotas, Pearl se enfrenta a viejos demonios y a retos casi insuperables mientras sigue a Joy, abrigando la esperanza de la reconciliación. Sin embargo, cuando los periplos de Joy y Pearl por fin convergen, uno de los episodios más trágicos de la historia de China pone en peligro sus vidas.

¿Qué nos ha gustado? 
- De viaje a la China más profunda: como viene siendo habitual en las obras de See, Sueños de felicidad es una novela histórica con unas ambientaciones excelentes y unas contextualizaciones tan detallas que, con cada página, el lector se sentirá inmerso en plena época maoísta sin esfuerzo alguno. La capacidad de See para recuperar la vestimenta del momento, las tradiciones y normas sociales, el arte e, incluso, la comida, es sobresaliente y, desde luego, un importante aliciente durante la lectura.
- Entre la historia y la femeneidad: la trama de Sueños de felicidad es un canto a la maternidad y a las raíces propias; un argumento lleno de sentimentalismo que aboga por las emociones del lector y que conserva la fuerza narrativa desde los primeros capítulos hasta los últimos. Eso sí. El ritmo de la historia es lento, como el que presentan la mayoría de los libros de See, puesto que la recreación ambiental y emocional prima sobre los acontecimientos y domina la trama por completo. 
- Personajes conocidos: a las protagonistas de Sueños de felicidad ya las conocimos en la novela previa de Lisa See, Dos chicas de Shanghai, que en parte es también una precuela del actual trabajo de la escritora norteamericana. No obstante, en Sueños de felicidad, el trío protagonista está más interconectado con las condiciones históricas en las cuales están insertadas y sus distintas evoluciones personales resultan más coherentes con el contexto en el que se encuentran. Por otro lado, el uso de distintos puntos de vista también permite al lector adentrarse de forma más efectiva que en Dos chicas de Shanghai en las vidas, pensamientos y sentimientos de estas tres mujeres tan diferentes y carismáticas.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Coincidencias afortunadas: a grandes rasgos, la trama de Sueños de felicidad se desarrolla, hasta bien entrada la mitad del libro, en una perfecta armonía entre ficción, realidad y hechos históricos. Pero a partir de este punto y, muy especialmente, durante la conclusión, los acontecimientos se desenvuelven en un equilibrio más precario, primando las coincidencias afortunadas –que tienen más de as sacado de la manga en el último momento–, que los hechos coherentes.
- El sufrimiento de la pobreza: en Sueños de felicidad, See no escatima en descripciones realistas, cargadas de tragedia y detallismo, para recrear la hambruna que asoló China tras el Gran Salto Adelante de Mao. Estos pasajes, aunque se mantienen muy fieles a los hechos históricos, resultan en ocasiones dramáticos en exceso, algo que no será del agrado de los lectores más sensibles.

Artículos relacionados 
El amante japonés de Rani Manicka
Guía Kashgar para damas ciclistas de Suzanne Johnson
La perla de China de Anchee Min
Con los pies en el cielo de Jeanne Peterson

0 comentarios :

Publicar un comentario