jueves

Reseña: La hora del mar de Carlos Sisí

Unos días antes de la noche de San Juan, los océanos de todo el mundo se llenan de peces muertos. El fenómeno llama la atención de las agencias medioambientales, que no encuentran explicación alguna. A bordo del Vizconde de Eza, de la Secretaría General de Pesca Marítima, un grupo de biólogos y geólogos parten hacia el Mediterráneo para realizar un informe, pero acaban asistiendo, con infi nitohorror, a una de las experiencias más increíbles de toda su vida. Paralelamente, los fondos marinos explotan: una cadena de seísmos submarinos asola los mares con fatales consecuencias en las costas. Esto, sin embargo, es sólo el principio de una serie de acontecimientos que pondrá a la Humanidad en jaque a medida que ésta se enfrente a un inesperado adversario: el planeta Tierra.

¿Qué nos ha gustado? 
- Sin zombies: aunque el diseño de la portada y los antecedentes del autor nos puedan hacer pensar que La hora del mar es una continuación de la saga Los caminantes o que los zombies van a irrumpir entre sus páginas en cualquier momento como lo hicieron en su predecesora, lo cierto es que ésta NO es una novela de criaturas no-muertas. De hecho, su argumento tiene más de apocalipsis climatológico que de infierno zombie. No obstante, esta ausencia no supone un contratiempo en la obra sino todo lo contrario. Carlos Sisí mantiene la misma tensión narrativa, el mismo suspense escalofriante, que existía con los zombies pero utilizando una temática menos tratada y muy diferente de sus anteriores trabajos que aleja al autor del encasillamiento de una fórmula invariable.
- Mejorando lo anterior: cuando Sisí inició la saga de Los caminantes consiguió, casi de forma unánime el aplauso de los críticos y del público gracias a la calidad y lo bien escrita que estaba toda la serie. Sin embargo, hay que reconocer que La hora del mar es una obra más completa que sus antecesoras. Más compleja, con un mayor número de líneas entrelazadas, personajes tridimensionales y, sobre todo, con más madurez, tanto narrativa como estilística. Un salto de calidad considerable.
- El terror de lo imprevisible: La hora del mar es una novela que fácilmente puede etiquetarse como de terror. Sisí juega con los miedos del lector constantemente hasta el punto de hacerle temer hasta el aire que respira. El autor español convierte a la propia naturaleza en el enemigo acechante; un oponente que no solo pondrá en jaque a los personajes sino que será el epicentro de escenas de terror inmejorables en las que el escritor se recrea al máximo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Mezcla de todo: La hora del mar es un conglomerado de hilos y temas tan dispares que a veces resulta demasiado caótico. Y es que cuando en una misma novela te encuentras viajes por mar al estilo 20.00 leguas de viaje submarino, con pinceladas de gore y terror tipo The Ring y la presencia de criaturas sobrenaturales propias de la literatura fantástica, el resultado es un tanto confuso; original, desde luego, pero dispar e impreciso donde los haya.
- ¿De dónde viene el peligro?: uno de los detalles que más desconcierta de La hora del mar es la imprecisión que rodea toda la novela. Y es que hasta bien avanzada la trama no queda claro cuál es el origen real de todo cuanto ocurre a los protagonistas. ¿Es la mano del hombre lo que ha enfurecido a la naturaleza o alguna fuerza externa dispuesta a acabar con la raza humana? Por mucho que el lector intenta dar respuesta a esta pregunta, la ambigüedad del argumento solo nos lleva a conjeturar durante páginas y páginas sin que encontremos una respuesta clara hasta el final del libro.

Artículos relacionados 
Zona uno de Colson Whitehead
El evangelio de las aves de Adam Novy
El cementerio de barcos de Paolo Bacigalupi
Robopocalipsis de Daniel Wilson

0 comentarios :

Publicar un comentario