miércoles

Reseña: Experimento letal de John Locke

¿Qué pasaría si alguien te ofreciera cien mil dólares con la única condición de que si aceptas el dinero un asesino será eliminado? ¿Lo aceptarías? Las personas que lo han hecho pronto descubren las implicaciones de su decisión: son parte de un experimento letal. Donovan Creed, ex agente de la CIA y asesino a tiempo parcial, es un tipo duro que no puede resistirse a una causa noble. A pesar del pesado equipaje y su predilección por las prostitutas de lujo, siempre encuentra la manera de vencer a los criminales. En esta segunda entrega, Creed se ve obligado a elegir entre su próspero negocio de asesino asueldo, su participación en un experimento letal y su deseo de llevar una vida normal con la bella Kathleen Gray y su hija recién adoptada, Addie. Antes de que esto suceda, sin embargo, tiene que hacerse cargo de un negocio mortífero que implica a un antiguo amor.

¿Qué nos ha gustado? 
- Una prosa para disfrutar: si por algo merece la pena leer Experimento letal es por disfrutar de la fina y trabajada narrativa de la que hace uso John Locke. El autor nos ofrece una auténtica lección de buena escritura que supera cualquier limitación estructural que pueda tener el libro en sí. Especialmente atractivo resulta el agridulce humor negro con el que Experimento letal está aderezada.
- Adoptando una posición: Experimento letal es una novela de lectura rápida, que no se entretiene en florituras narrativas y que va directa al centro de la trama. Aún así, los temas que aborda Locke en esta obra no están, ninguno de ellos, exentos de controversia y el lector se verá inmerso en un historia perfecta para el debate y la discusión conjunta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Solo se salva uno: el elenco de personajes con el que cuenta Experimento letal es bastante decepcionante. Construidos sobre unos exasperantes clichés, ninguna de las figuras aporta originalidad alguna a la trama y su presencia no logra superar los marcados estereotipos de los que Locke hace uso. Siendo generosos, el único personaje que se escapa, en parte, de estas limitaciones literarias es Creed, el protagonista de la obra, que en algunos capítulos, consigue dejar atrás su imagen prototípica de policía malo-bueno.
- Descubriendo el asesinato: Experimento letal es una novela poco recomendable para los amantes más incondicionales del género policíaco puesto que el componente de suspense no supone un aliciente para quien ya conoce todos los secretos de la literatura negra. Para el resto de lectores, es posible que Experimento letal sí cumpla con las expectativas.
- ¿Esto es misterio?: durante las primeras páginas, Experimento letal posee una trama cargada de suspense y con un claro toque de thriller policíaco de los buenos. Pero a partir de la mitad de la obra, este inicio tan espectacular se va desinflando poco a poco, en parte por la excesiva incorporación de subargumentos, que acaban por diluir la trama principal y todo el misterio que, en un inicio, poseía la novela.

Artículos relacionados 
Los reyes de lo cool de Don Winslow
El amuleto de Medusa de Robert Masello
Solo para tus ojos de Tim Kring y Dale Peck
Defender a Jacob de William Landay

0 comentarios :

Publicar un comentario