jueves

Reseña: Blessed de Tonya Hurley

Cuando Agnes, Cecilia y Lucy ingresan la noche de Halloween en la hospital Perpetual Help no imaginan lo mucho que cambiarán sus desastrosas vidas. Tres pulseras entregadas por un chico anónimo las unirá a las puertas de una iglesia a punto de ser derruida, y lo que allí vivan durante 3 días cambiará no solo cómo son sino lo que son. Agnes, Cecilia y Lucy son herederas del destino de tres santas mártires que deben luchar contra un mundo cada vez peor. La cruzada de las chicas se convierte en un juego por adivinar quién es bueno y quién malo, a quién amar y en quién confiar. Estas díscolas extrañas se embarcan en una búsqueda del amor para encontrarse a sí mismas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Originalidad al máximo: si algo caracteriza la nueva novela de Tonya Hurley es la originalidad; Blessed es una obra diferente, que combina la música rock, el atractivo mundo de los famosos y la iconografía religiosa hasta conformar una propuesta muy distinta de lo que habitualmente encontramos en los estantes de literatura juvenil.
- Mejora tardía pero merecida: hasta la mitad de la obra, la trama de Blessed resulta un tanto desordenada y carente, por completo, de gancho narrativo. Sin embargo, cuando el lector supera las tediosas cien primeras páginas, el ritmo que Hurley imprime a los acontecimientos acelera y los distintos hilos que conforman la historia se unen más hasta conformar una trama más sólida y mejor llevada.
- Un Brooklyn místico y brutal: Hurley crea en Blessed una versión extraña pero muy atractiva de Brooklyn. La escritora transforma el barrio neoyorquino en un espacio a medio camino entre un escenario religioso en el que los santos y los profetas campan a sus anchas, y un entorno embrutecido en el que la violencia, las drogas y el sexo ocupan un primer plano. En cualquier caso, el Brooklyn de Blessed es un contexto inigualable para el cariz que va tomando el argumento.

¿Qué no nos ha gustado? 
- El lado oscuro de Hurley: en Blessed, la prosa de Hurley experimenta una importante mejora con respecto a Ghostgirl; la narrativa de la autora se vuelva más segura y algunas de sus descripciones son excelentes desde el punto de vista estilístico; evocadoras y preciosistas. No obstante, aunque de más calidad, la prosa de Hurley peca también de excesiva oscuridad en Blessed. La narrativa hereda claras connotaciones góticas y emo que pueden no ser del agrado de todos los lectores y aportan un tono muy sombrío a la novela.
- Caos absoluto: el uso que Hurley hace de los distintos puntos de vista a través de los cuales conduce el argumento resulta, en demasiadas ocasiones, desesperante y muy confusa. En un mismo capítulo, y en apenas unos párrafos, la trama pasa de la perspectiva de Lucy a la de Sebastian y, una vez más, a la de Lucy, sin que exista una conexión efectiva entre estos constantes cambios.

Artículos relacionados 
La sombra de la serpiente de Rick Riordan
Ciudad de almas perdidas de Cassandra Clare
Bitterblue de Kristin Cashore
Anna vestida de sangre de Kendare Blake

0 comentarios :

Publicar un comentario