lunes

Reseña: Los 500 de Matthew Quirk

Los 500Mike Ford iba siguiendo los pasos del fracasado de su padre hasta que consiguió darle la vuelta a su vida. Sus esfuerzos tuvieron como recompensa la entrada en la prestigiosa facultad de derecho de Harvard. Una vez acabados sus estudios ha conseguido lo que muy pocos de sus compañeros se atreven siquiera a soñar: un trabajo en el Davies Group, el grupo de influencia más importante de los que operan en Washington. La especialidad de la empresa consiste en manejar los hilos de la política, influenciar a las quinientas personas más poderosas de la ciudad, los hombres y mujeres que la dirigen, aunque a veces resulten desconocidos; que consiguen que las leyes lleguen a aprobarse, aunque pueden o no ser congresistas; que le dan forma a los tratados económicos aunque no sean diplomáticos.

¿Qué nos ha gustado?
- Una trama que no te deja escapar: Los 500 es una de esas novelas que bien puede calificarse como el thriller del verano. Con un argumento absorbente que no deja de cambiar de dirección constantemente y una construcción narrativa que se asemeja más a una superproducción de cine que a una novela, el debut literario de Matthew Quirk es una de esas obras pensadas para atrapar al lector desde los primeros capítulos.
- Preparados para robar un iPhone: interesantes resultan las pequeñas píldoras documentales sobre el mundo de los espías que Quirk intercala en la novela. Desde luego si queremos averiguar cómo se roba un coche o como se puede descifrar la contraseña de un iPhone al más puro estilo James Bond, Los 500 es nuestra novela.
- Un nuevo Jason Bourne: la figura más destacada de Los 500 es Mike Ford, un protagonista que oculta tras de sí un pasado turbulento y una personalidad carismática y entretenida y que sigue el modelo de espía tradicional hasta alzarse como el personaje más destacado de la novela con mucha diferencia.


¿Qué no nos ha gustado?
- No busques profundidad: Los 500 es una apuesta segura para todos aquellos lectores que quieran, de cara a las vacaciones, una lectura rápida, no demasiado profunda, y pensada para entretener sobre todo. Para todos aquellos que, por el contrario, deseen una novela más compleja, ésta es la última opción recomendable.
- Demasiado afortunado: la trama de Los 500 se vuelve un tanto fantasiosa en algunos momentos. La suerte que parece rodear al protagonista es, de hecho, bastante sospechosa. Mike Ford consigue escapar de las situaciones más complicadas sin un rasguño, lo que aporta un aire de imposibilidad a los acontecimientos.
- Personajes para olvidar: muy decepcionante resulta el personaje de la novia de Mike Ford que, a pesar de la fuerza que podría haber desarrollado dentro de la trama, acaba convertida en una mera figura de decoración. Tampoco resultan muy convincentes los “malvados” de la novela que están cubiertos de estereotipos desde el principio hasta el final.

Artículos relacionados
La esquina del diablo de David Baldacci
Refugio de Harlan Coben
Deja en paz al diablo de John Verdon
Tú eres el mal de Roberto Constantini

1 comentarios :

Este libro es del estilo de "La Tapadera" de John Grisham, aunque me gustó más "La Tapadera"

Por cierto, acabo de descubrir esta web, Muy buena, enhorabuena por vuestro trabajo.

Publicar un comentario