miércoles

Reseña: Insurgente de Veronica Roth

Una sola opción puede transformarte, o te puede destruir, pero siempre tiene consecuencias. Con la oleada de disturbios en las distintas facciones, Tris deberá asegurarse de proteger a los que ama, mientras se enfrenta a inquietantes preguntas sobre la culpabilidad, el perdón, la identidad, la lealtad, la política y el amor. El día de la iniciación de Tris debería haber sido una celebración de la facción elegida, en cambio, el día terminó con un gran problema. El conflicto entre las facciones se intensifica y las ideologías se enfrentan. En tiempos de guerra, se eligen líderes y los secretos afloran& cada decisión tiene mayores consecuencias más potentes.

¿Qué nos ha gustado? 
- Más acción, más secretos: desde el punto de vista de la trama, Insurgente supera con creces a su predecesora. Y es que la segunda novela de la serie posee los mismos ingredientes que Divergente pero multiplicados y mejorados. La acción se vuelve mas frenética, los acontecimientos menos previsibles y el suspense más inquietante. En definitiva, una vuelta de tuerca que sube aún más el listón de calidad de la serie.
- Carisma intacto: los personajes principales que conocimos en Divergente, continúan en Insurgente con todo su atractivo narrativo. Tris mantiene en alza su personalidad decidida y su valentía y Cuatro (Tobías) gana en presencia pero no pierde su aplomo personal. Se aprecia incluso una mayor evolución en el resto de figuras que se vuelven más complejas y diferenciadas.
- Manteniendo la calidad: el estilo narrativo de Veronica Roth que tanto nos gustó en Divergente se mantiene en Insurgente intacto. La escritora norteamericana conduce con mano firme los acontecimientos, asegurando la tensión con firmeza y creando suspense con cada personaje y acontecimiento que se introduce en la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Hundidos en los remordimientos: el principio de Insurgente resulta un tanto decepcionante. El lector se encuentra inmerso de lleno en los sentimientos de culpa y abandono de Tris y la acción se reduce a un constante monólogo repetitivo que no aporta nada en absoluto a la trama y que vuelve una y otra vez sobre los mismos acontecimientos.
- Falta amor: aunque es cierto que Insurgente no es una novela romántica, se echa de menos un poco mas de profundidad sentimental entre Tris y Cuatro. Los momentos en los que ambos están solos pueden contarse con la mano y ninguno de ellos es especialmente emotivo. Tal vez un poco mas de emoción demostrada entre ellos no hubiese sobrado.

Artículos relacionados 
Divergente de Veronica Roth
Corazón de Fuego de Moira Young
La última princesa de Galaxy Craze
Starters de Lisa Price

0 comentarios :

Publicar un comentario