miércoles

Reseña: Guía de Kashgar para damas ciclistas de Suzanne Johnson

En 1923, Evangeline English, una entusiasta dama ciclista, y su hermana Lizzie llegan a Kashgar, en la Ruta de la Seda, para ayudar a establecer una misión cristiana. Mientras las dos intentan adaptarse a su nuevo hogar, Eva empieza a trabajar en su libro, Guía de Kashgar para damas ciclistas . En el Londres de hoy en día, una joven, Frieda, se encuentra a un hombre durmiendo en el portal de su casa una noche y le proporciona una manta. A la mañana siguiente se ha ido, pero en la pared hay un dibujo exquisito y una línea de escritura en árabe. Y es justo entonces cuando Frieda descubre que es la heredera de una dama a quien no conoce.

¿Qué nos ha gustado? 
- A galope entre dos culturas: Guía de Kashgar para damas ciclistas es una novela en la que Suzanne Johnson, con acierto y mano diestra, yuxtapone lo mejor y lo peor de la cultura occidental y oriental hasta formar un paisaje multicultural que enriquece sobre manera el trasfondo en el que se desarrolla la trama. La lectura de la novela nos llevará por un recorrido cargado de referencias a ambas culturas para hacernos disfrutar de una mezcla de ambientes y costumbres, atractiva y encantadora.
- Eva supera a Frieda: la línea argumental de Eva resulta más atrayente que la de su coprotagonista, Frieda, cuya historia pierde profundidad e interés desde el mismo momento en que se descubre quién es la mujer enferma de la que se desconoce su identidad. A partir de este punto, la vida de Frieda se vuelve un mero complemento sin aliciente mientras que la de Eva gana en complejidad con cada capítulo que pasa.
- La fuerza de la poética: el estilo literario de Johnson es pura poética. La capacidad de la autora para evocar las sensaciones que despierta el entorno exótico en el que se enmarca la trama y sus maravillosas descripciones de los ambientes y personas hacen de Guía de Kashgar para damas ciclistas una delicia para los paladares literarios mas refinados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Principio lento, final decepcionante: tanto el inicio como el final de Guía de Kashgar para damas ciclistas resultan un tanto insulsos y, desde luego, extremadamente lentos. No obstante, la parte intermedia de la novela es todo un premio al esfuerzo de los lectores; una explosión de colorido narrativo en el que se percibe realmente la capacidad literaria de Johnson.
- Mala imagen de los misioneros: para algunos lectores la perspectiva que Johnson ofrece de los misioneros puede resultar ofensiva e incluso exagerada. Y es que la autora presenta al lector un entorno religioso cargado de connotaciones negativas en el que ninguno de sus miembros se salva de las personalidades manipuladores y las inclinaciones sexuales.

Artículos relacionados 
La perla de China de Anchee Min
Pasado imperfecto de Julian Fellowes
Con los pies en el cielo de Jeanne Peterson
La tabla esmeralda de Carla Montero

0 comentarios :

Publicar un comentario