martes

Reseña: El laboratorio de almas de Frank Tallis

París, 1872. La medicina es ya una ciencia moderna y lucha por deshacerse de supersticiones.
El joven y prometedor doctor Paul Clément, entusiasmado con sus experimentos con el sistema nervioso, utiliza la electricidad para resucitar a pacientes fallecidos. En su ambición por ir más allá, y obsesionado por entender la relación entre cuerpo y alma, Clément decide experimentar sobre sí mismo, pero esta decisión cambiará su vida para siempre.
Medicina, ocultismo y amor imposible se mezclan en este thriller en la tradición de Frankenstein.

¿Qué nos ha gustado?
- Jugando con la muerte y el mal: Frank Tallis utiliza el recurrente túnel que, para muchos, es antesala de la muerte como trampolín para arrastrar al lector a una turbulenta historia en la que se combina el mal, el Más Allá, el Infierno y la condenación hasta conformar una trama interesante y muy atractiva que coquetea con la delgada línea que separa la vida y la muerte.
- Envueltos en oscuridad: El laboratorio de las almas es una novela muy diferente de las anteriores obras de Tallis. El ambiente detectivesco de la serie de Max Lierbermann da paso a una sucesora más oscura y retorcida que evita la anterior combinación de asesinato e investigación hasta crear una obra sombría y de ciertas reminiscencias góticas.
- El esplendor del París romántico: la ambientación de El laboratorio de las almas recupera el encanto de la ciudad parisina del XIX que ya encontramos en El perfume de Patrick Süskind. Tallis consigue crear una atmósfera misteriosa y sombría que se convierte en un telón de fondo excepcional para la trama, ya de por sí oscura, de El laboratorio de las almas.

¿Qué no nos ha gustado?
- No cumple con las expectativas: después de novelas como Vienna Twilight o Vienna secrets, se esperaba más de Tallis. El escritor no consigue arrancar a El laboratorio de las almas todo el jugo que podría haber conseguido, en parte porque su narrativa carece de la fuerza narrativa y estilística que tenían sus primeras novelas.
- Personajes prescindibles: el desarrollo de los personajes que pueblan El laboratorio de las almas no es, precisamente, lo mejor que tiene esta novela. Inconsistentes, y con una caracterización que flaquea en lo más básico, pero también contradictoria. Cada uno actúa siguiendo un patrón regido más por la conveniencia que por el respeto a sus personalidades.

Artículos relacionados
La muerte y la dolce vita de Stephen Gundle
La caída de los gigantes de Ken Follett
Assur de Francisco Narla
La conjura de Cortés de Matilde Asensi

0 comentarios :

Publicar un comentario