miércoles

Reseña: Con los pies en el cielo de Jeanne Peterson

Con los pies en el cielo
Tíbet, 1954. Un hombre llamado Dorje entra en su casa y se recuesta contra la puerta, mientras su corazón late contra la madera. Las palabras de despedida del soldado chino todavía resuenan en sus oídos: «Sabemos que eres medio chino. Hemos venido a traer el comunismo a los tibetanos y tú nos vas a ayudar».
Emma y Gerald Kittredge son dos cuáqueros que han atravesado el Himalaya a pie y que, imbuidos por la tradición del pacifismo cuáquero, deciden quedarse a vivir en una sociedad que lleva siglos abrazando la no violencia y se instalan al lado de la casa de Dorje. A pesar de que Dorje sabe que es peligroso acercarse a dos occidentales a quienes los chinos llaman «demonios extranjeros», su exotismo y su afabilidad despiertan su curiosidad y terminan entablando una profunda amistad.

¿Qué nos ha gustado?
- De viaje al Tibet con ellos: Con los pies en el cielo no tendría la fuerza narrativa que posee si no fuera por los personajes que pueblan la trama. Desde la emprendedora Emma, pasando por su bondadoso marido Gerald hasta terminar en el pensativo Dorje. Todos ellos aportan una gran riqueza al argumento sin que caigan nunca en reacciones contradictorias ni en personalidades irreales o artificiales.
- El lado más humano del conflicto: Con los pies en el cielo ofrece una imagen muy interiorista y personal del conflicto que cambió para siempre el destino del Tibet. El lector se adentra en la invasión china desde la perspectiva particular de cada uno de los personajes de la novela y sus distintos sentimientos nos muestran el lado más humano y menos político de este importante acontecimiento.
- Un escenario de ensueño: la magia del Tibet envuelve por completo al lector en Con los pies en el cielo. Jeanne Peterson sabe cómo trasladar la ficción de la novela a un entorno que parece quedar al alcance de nuestra mano, cargado de exotismo pero también de tradición y de historia.
- Aprendemos en cada capítulo: puede que por el desconocimiento general que suele envolver el Tibet, Con los pies en el cielo es una novela que no solo narra una trama sino que también enseña al lector gran parte de la historia de esta bella región asiática. Costumbres, cultura, geografía y política se imbrican en el argumento con naturalidad hasta que, cuando cerramos el libro, nos damos cuenta de lo mucho que Peterson nos ha ido enseñando a lo largo de la novela sobre la sociedad tibetana.
- Camino de la iluminación: las enseñanzas budistas en las que se sumergen Emma y Gerald cuando llegan a Tibet y la conexión que crean con ellas, sirven al lector no solo para conocer las raíces de esta religión sino también para reflexionar de forma más profunda sobre los acontecimientos y las razones morales que rodearon la invasión del Tibet.

¿Qué no nos ha gustado?
- Poniéndonos puntillosos…: después de todo lo dicho, pocos defectos “graves” pueden achacarse a Con los pies en el cielo. La única pega que, tal vez, pueda hacerse es que la temática y la ambientación puede condicionar la lectura de esta novela por parte de algunos lectores.

Artículos relacionados
El imperio de plata de Conn Iggulden
El lector de cadáveres de Antonio Garrido

0 comentarios :

Publicar un comentario