viernes

Reseña: Bitterblue de Kristin Cashore

Ocho años después de que la conociéramos en Graceling, nos reencontramos con Gravilla, ahora convertida en la reina Bitterblue de Monsea. Bitterblue es una monarca misericordiosa, pero no puede librarse de la influencia nefasta que su padre tuvo en ella en la infancia. Leck poseía la habilidad de alterar los pensamientos de todo aquel que tuviera cerca y eso lo convirtió en un psicópata. Los consejeros de Bitterblue, que han llevado las riendas del país mientras la Reina alcanzaba la mayoría de edad, creen que debería perdonar a todos aquellos que cometieron actos impensables durante el reinado de Leck y enterrar el pasado. Sin embargo, cuando Bitterblue comienza a salir disfrazada y oculta entre las sombras de la noche, se da cuenta del verdadero alcance que ha tenido en la población estar sujeta a las maquinaciones de un loco durante treinta y cinco años y de que la única manera de superar este largo y triste episodio es revisar el pasado.

¿Qué nos ha gustado? 
- Nada de autoplagios: muchos lectores creyeron en su momento que la saga de Graceling iba a ser una serie de novelas en la línea de Eragon o Percy Jackson, unificadas bajo un mismo protagonista y ambientadas en un entorno particular y constante. Pues bien, con su último libro, Kristin Cashore ha demostrado que éste no es, ni de lejos, su propósito. Cada una de las obras que salen de sus manos son más y más diferentes entre sí y Bitterblue es, sin duda, la más dispar de todas. Una novela que no “adapta” ninguna de las recurrencias de sus antecesoras sino que crea de la nada una historia autónoma u autosuficiente que poco o nada tiene que ver con las anteriores, más allá de algunos personajes dispersos.
- Dentro de palacio: en Bitterblue, la protagonista abandona el papel de guerrera que portaron con orgullo sus predecesoras, Katsa y Fuego, para alzarse con el rol de reina traicionada mientras intenta descubrir las maquinaciones que amenazan su supervivencia y la de su reino. De ahí que, a diferencia de Graceling y Fuego, Bitterblue es una novela más bien estática, en la que las aventuras y las luchas dan paso a las intrigas y las conspiraciones cortesanas. Toda la acción pasa del campo de batalla a las paredes del castillo.
- Una buena dosis de campaña: el contexto político y los enfrentamientos de poder, son un elemento esencial en Bitterblue. Cashore no solo hace más incidencia sobre las facciones enfrentadas dentro de palacio y las dificultades que conlleva el gobierno de un país sino que también adentra al lector en el entorno más personal e íntimo de un gobernante a través de la figura de la reina protagonista. Para aquellos lectores que adoren la política, este trasfondo será una incorporación más que acertada.

 ¿Qué no nos ha gustado? 
- ¿Dónde está Bitterblue?: al personaje de Bitterblue ya lo conocimos en la primera novela de la serie, Graceling, en la que aún era apenas una niña asustada y vulnerable pero bastante carismática y decidida. Sin embargo, este atractivo parece haber desaparecido por completo en el último libro de Cashore y la joven y madura Bitterblue no es ni siquiera un fantasma de la simpática niñita de antaño sino una reina indecisa que es incapaz de tomar una decisión sin dudar varias veces. Un cambio de personalidad un tanto desconcertante y poco acertado.
- Vaya desastre de palacio: aunque se sobreentiende que uno de los objetivos de Cashore en Bitterblue era ofrecer una imagen negativa de los habitantes del palacio en el que vive la protagonista, parece que su propósito se ha extrapolado demasiado. Los personajes que habitan en el castillo son, sencillamente, insufribles, en exceso frívolos y carentes de una personalidad consistente, ratifícales hasta límites insospechados y tan estereotipados que no hacen nada más allá de lo previsible. Algo que contrasta, tal vez demasiado, con las figuras pertenecientes al pueblo llano, cuya construcción resulta más coherente y sólida que sus homólogos nobles.

Artículos relacionados 
El bosque mágico de Lev Grossman
La chica de fuego y espino de Rae Carson
El falso príncipe de Jennifer A. Nielsen
El camino de las sombras de Brent Weeks

0 comentarios :

Publicar un comentario