miércoles

Reseña: Atrapada en un sueño de Anna Jansson

Las calles de Gotland se han vuelto peligrosas, piensa la inspectora Maria Wern después de sufrir una violenta agresión a manos de un grupo de adolescentes. Y los acontecimientos confirman sus temores... El cadáver de una joven enfermera -decapitada, vestida de novia y con un macabro ramo de lirios en las manos- es solo el primer eslabón de una trágica cadena de asesinatos. Como si fuera el eco de una siniestra leyenda, la muerte parece rondar por la hermosa isla sueca dejando su sello inconfundible, una misteriosa letra K en el cuerpo de sus víctimas. La inspectora Wern tendrá que poner en juego todos sus recursos para resolver un caso perturbador y enigmático, marcado por la culpa, la locura y el rencor, y así devolver la paz a ese paraje sueco, tranquilo solo en apariencia.

¿Qué nos ha gustado?
- Todos son sospechosos: en Atrapada en un sueño, Anna Jansson consigue que el lector sospeche hasta de su sombra. Ninguno de los personajes parece inocente hasta el punto de que vemos en cada nuevo implicado a un potencial asesino. Solo al final, cuando se revela la identidad del homicida, nos percatamos de lo mucho que juega la escritora sueca en esta novela con las falsas apariencias.
- Violencia pero sin exceso: en Atrapada en un sueño nos enfrentamos a un psicópata enfermo y cargado de odio que deja tras de sí un reguero de sangre y cadáveres cada vez que hace acto de presencia. Po suerte, Jansson no se recrea de forma excesiva en las tendencias sangrientas del asesino y nos ofrece unas escenas violentas pero llevaderas.
- Salto de calidad: en comparación con Hablaré cuando esté muerto, Jansson ha mejorado de forma considerable, tanto desde el punto de vista estilístico como narrativo, en esta segunda novela. La autora deja atrás los clichés tan manidos en la novela negra que anclaron su primera obra para deslumbrar con una trama cargada de suspense y difícil de dejar.
- Psicología en suspense: Jansson hace una gran reconstrucción psicológica de todas las figuras narrativas bastante sobresaliente. Pero aún más destacadas son las lagunas, conscientes que la autora va dejando sobre el pasado y la mentalidad de estos mismos protagonistas que incrementan la tensión y la emoción en la trama.

¿Qué no nos ha gustado?
- Principio lento, final apresurado: como viene siendo habitual en las novelas negras recientes, Atrapada en un sueño peca del mismo defecto que ya comentamos con las obras de Assa Larsson: arranque demasiado lento y conclusión apresurada en exceso que nos dejan sin saber muy bien cómo ha terminado la trama.

Artículos relacionados
Cuando pase tu ira de Åsa Larsson
Elegidas de Kristina Ohlsson
Sorry de Zoran Drvenkar
No confíes en nadie de S.J. Watson

0 comentarios :

Publicar un comentario