martes

Reseña: Starters de Lisa Price

Starters es la historia de Callie, una chica que ha perdido a sus padres y que no tiene dónde ir: ¿Venderías tu juventud con tal de sobrevivir? Callie perdió a sus padres cuando las guerras de las Esporas aniquilaron a todos los que tenían entre 20 y 60 años. Ahora es una starter, una adolescente que vive en la calle como una vagabunda y lucha por sobrevivir. Su única esperanza es Destinos de Plenitud, una inquietante empresa que contrata a adolescentes para que alquilen sus cuerpos a los enders, ancianos que quieren volver a ser jóvenes. Callie se hace donante, pero el neurochip que lleva en la cabeza se estropea y despierta en la ostentosa y lujosa vida de la ender que ha alquilado su cuerpo. Es una vida de cuento…hasta que descubre que los planes de Destinos de Plenitud son más siniestros que la peor de sus pesadillas.

¿Qué nos ha gustado?
- Moraleja y superación personal: tras la aparente capa de novela adolescente, Starters esconde un trasfondo moralista nada desdeñable, en el que Price invita al lector a reflexionar sobre el valor de la juventud y de la familia y, sobre todo, sobre el límite de nuestras decisiones. La historia de lucha y superación que protagoniza Callie se entremezcla con este entramado psicológico sin entorpecerse, hasta conformar una novela que supera el vacío argumental en el que empieza a caer el género distópico ante tanta novela clónica.
- Sin descanso: la gran virtud que Starters tiene como novela es la capacidad de la autora para incorporar giros argumentales constantes dentro de la trama. Cada vez que el desarrollo narrativo empieza a caer en la monotonía, Price incorpora una vuelta de tuerca a la trama, la mayoría de las veces imprevisible, que incrementa de forma paulatina, y muy bien dosificada, la tensión y el misterio de la novela.
- Una líder con personalidad: al igual que Katniss en Los juegos del hambre, Callie es un personaje central que conduce los acontecimientos con solidez, gracias a la fuerza y a la inteligencia de la que hace alarde y que no tarda en sintonizar con el lector y lograr una identificación con él. Tampoco Madison o el villano de la novela, cuyo nombre dejaremos en las sombras para no desvelar demasiados detalles de la trama, se quedan atrás, puesto que, al igual que Callie, consiguen desarrollar una presencia narrativa consistente que no flaquea en ningún momento.

¿Qué no nos ha gustado?
- Las distopías empiezan a saturar: con todo el aluvión de novelas distópicas juveniles que inundan las librerías, cada vez es más complicado que encontremos alguna que nos ofrezca algo nuevo. Ya hemos visto demasiados mundos apocalípticos como para llevarnos alguna sorpresa. Y, aunque Lisa Price se esfuerza al máximo por ofrecernos algo diferente, la novela no termina de superar el empuje de sus hermanas  precedentes.

Artículos relacionados
La chica mecánica de Paolo Bacigalupi
Cinder de Marissa Meyer
Diferente de Robison Wells.
Juntos de Ally Condie

0 comentarios :

Publicar un comentario