martes

Reseña: Sombras en fuga

Sombras en fuga Al final de La sombra del gigante, Bean Delphiki huía hacia las estrellas con tres de sus hijos, los mismos que comparten con él unos genes que otorgan tanto una inteligencia extraordinaria como la condena a una vida corta y físicamente cruel. Ahora, la extrema velocidad de este viaje parece dar a las generaciones de científicos de la Tierra más tiempo para buscar una cura. Sin embargo, no servirá de nada. Todos serán olvidados; tanto ellos como sus actos se perderán en la historia.
Oponiéndose a este destino fatídico, Bean Delphiki está a punto de hacer un descubrimiento que le permitirá salvarse, y con él a toda la humanidad. En Sombras en fuga Bean encontrará un espacio para crecer, vivir sin dolor, explorar su propia anomalía genética e intentar hallar la cura para combatir una misteriosa enfermedad que resuena como un susurro lejano a través de la galaxia.

¿Qué nos ha gustado?
- Bean sigue siendo Bean: si hay un personaje estelar en Sombras en fuga ese es, sin duda, Bean. Fiel a la personalidad que se ha ido fraguando a lo largo de la serie pero con un toque más maduro, Bean conserva su carisma y su fuerza narrativa con orgullo. Las escenas en las que asume el mando son las mejores de todo el libro.
- Bosquejos de algo nuevo: la trama nos ofrece, de vez en cuando, alguna pincelada nueva sobre el universo Enderverse. Conocemos más detalles sobre el entorno que rodea a Bean y sobre la vida de los niños alterados genéticamente para aumentar su inteligencia pero tampoco nos llevemos engaños. Orson Scott Card no nos presenta en esta obra nada espectacularmente nuevo sino simplemente una ampliación de lo ya conocido.
- Perfecto para fans: para los seguidores más incondicionales de la saga, Sombras en fuga puede ser una interesante continuación de la serie de la Sombra de Ender como, sin duda, lo fue Ender en el exilio, aunque la novela en sí no deslumbre tanto como sus predecesoras.

¿Qué no nos ha gustado?
- Unos protagonistas sin alma: contrariamente a lo que pueda parecer, Bean no es el protagonista de esta novela sino sus tres hijos, Ender, Carlotta y Cincinnatus. Pero Scott Card no consigue dotar a ninguno de ellos de la profundidad que ha caracterizado a las figuras narrativas de la saga Enderverse. Son personajes unidimensionales que no consiguen sintonizar con el lector.
- Bean relegado: a pesar de la fuerza que tiene Bean como personaje dentro de la saga, Scott Card le reduce a una simple marioneta en Sombras en fuga. Convertido en un simple acompañante de sus tres hijos, su presencia pasa del todo desapercibida.
- Acción y estrategia, ¿dónde?: es cierto que Scott Card no se olvida de introducir casi con calzador algún resquicio de la fórmula que tanto éxito le ha dado pero la mezcla entre acción y maniobras de estrategia, que se ha mantenido como una constante en la saga, pasa tan de refilón en Sombras en fuga que el lector no consigue disfrutar tanto de ella como en los libros precedentes.
- Repetimos clichés: la mayor crítica que puede hacerse a Sombras en fuga es que muchas de sus características, tanto desde el punto de vista del argumento como de los personajes, son una copia encubierta de novelas precedentes. La trama es un refrito entre Ender en el exilio y La Sombra del Gigante y los personajes guardan una sospechosa similitud con figuras anteriores. De hecho, es difícil negar el parecido que tienen Ender, Carlotta y Cincinnatus con Ender, Valentine y Peter, respectivamente. Sus comportamientos nos recuerdan demasiado a sus predecesores.
- Corta extensión: Sombras en fuga apenas tiene 224 páginas lo cual la acerca más a una novella que a un libro propiamente dicho. Esto no tendría por qué ser un problema pero lo cierto es que la corte extensión condiciona, en gran parte, la calidad de la obra. En tan pocas páginas, Scott Card no tiene tiempo de desarrollar la trama todo lo posible ni de construir los diálogos de la forma tan brillante a la que nos tenía acostumbrados.
- Ritmo lento: Sombras en fuga es una novela muy muy lenta. Scott Card dilata la trama todo lo que puede hasta hacerla demasiado aburrida. Da la impresión de que el autor ha expandido una historia que, en circunstancias normales, no superaría las diez páginas para venderla como un libro.

Artículos relacionados
Ender en el exilio de Orson Scott Card
Diferente de Robison Wells.
La chica mecánica de Paolo Bacigalupi
Pathfinder de Orson Scott Card

1 comentarios :

Encontré un PFD con apenas 42 páginas, alguien me puede dar alguna página vigente para descargarlo completo? Si es posible, gracias!

Publicar un comentario