lunes

Reseña: Éste es mi lugar

Éste es mi lugarEn una caja de zapatos llena de recuerdos, Arthur encuentra una postal que su fallecida esposa Amy escribió años atrás a Mona Jones, su amiga de la infancia, y que nunca llegó a enviar. El hallazgo lo impulsa a descubrir a la verdadera Amy, a desvelar la cara más enigmática de su excéntrica y vitalista mujer. Para ello emprende un viaje obsesivo que lo llevará desde Los Ángeles hasta la adormilada Ruby Falls, en el corazón del estado de Nueva York, donde Mona, que vive con su hija Oneida, regenta una pequeña pensión y prepara tartas de boda por encargo. Madre e hija han elegido tomar del resto del mundo solamente lo que necesitan y viven en perfecto aislamiento en compañía de tres sugestivos huéspedes. Así, cuando Arthur y Mona se encuentran, averiguan mucho más sobre Amy de lo que creían posible, y la revelación de un secreto alterará la vida en ese pequeño mundo de un modo que nunca hubieran imaginado.

¿Qué nos ha gustado?
- Géneros entrelazados: Éste es mi lugar es una novela de difícil clasificación puesto que Kate Racculia mezcla con mucho acierto toques de las novelas de suspense, las románticas y las de crecimiento personal hasta conformar una argamasa muy bien construida.
- Belleza narrativa: el estilo de Racculia es, sin duda, lo mejor que tiene Éste es mi lugar. Una prosa que fluye con naturalidad por las páginas, hilvanando la trama con talento literario, y que, nos recuerda, de vez en cuando, a los toques líricos de la poética, sobre todo, en los fragmentos descriptivos.
- Diálogos impecables: los diálogos de Éste es mi lugar son soberbios. Construidos con realismo, acaban siendo las mejores herramientas narrativas para conocer a los personajes.
- Una historia con valores: amor, pérdida, auto-aceptación y esperanza son los valores que Racculia va insertando poco a poco en la trama, que siempre va más allá de lo que nos muestran los acontecimientos a simple vista.
- Personaje desaparecido pero brillante: curiosamente, el personaje que más deslumbra en Éste es mi lugar es el de Oneida. Frente a los protagonistas adultos, es la joven adolescente la que consigue abrirse un hueco propio en la trama con más rapidez y con la que menos tarda en sintonizar el lector.

¿Qué no nos ha gustado?
- Un secreto que pierde suspense: aunque gran parte de la trama de Éste es mi lugar juega con los secretos que parece esconder tras de sí el personaje de Amy, la revelación final de estos  acaba por resultar un tanto insulsa. El lector solo tiene que recoger las pistas que Racculia va intercalando aquí y allí para reconstruir el misterio que se oculta tras el argumento.
- ¿Quién es Amy?: la base sobre la que se sustenta Éste es mi lugar se centra en la identidad del personaje de Amy, ya que la conocemos en el primer capítulo y tres páginas después está muerta, dejando tras de sí muchos misterios. Pero, aunque los personajes se esfuerzan desde el principio por desenmascarar la compleja personalidad de esta protagonista, su figura nunca llega a perfilarse con claridad ante el lector, quedando, finalmente, caracterizada de forma vaga e imprecisa.
- Diferentes perspectivas, una historia atractiva: aunque la trama de Éste es mi lugar está conducida por cuatro puntos de vista que corresponden a cuatro personajes diferentes, lo cierto es que la historia que resulta más atractiva es la de Oneida. Es la única línea argumental que realmente consigue despertar el interés del lector hasta el final y mantenerle atado a los acontecimientos que rodean la vida de la hija de Mona.

0 comentarios :

Publicar un comentario