martes

Tú y yo, aquí, ahora

Tú y yo, aquí, ahoraAño 1996. La amistad indestructible que siempre existió entre Emma y Josh es ya cosa del pasado desde el día en el que él intentó besarla. Desde entonces, su relación se limita a unos saludos esporádicos como vecinos y a guardar las distancias en todo momento. Sin embargo, todo esto cambia cuando Emma se topa por casualidad con una página llamada Facebook en la que se encuentra con su propio perfil… pero con 15 años de diferencia. Convertida en una madre amargada e infeliz con su matrimonio, Emma decide hacer todo lo posible en el presente para cambiar ese futuro tan desastroso que el destino le ha mostrado a través de su ordenador.

Jay Asher y Carolyn Mackler conducen toda la trama de Tú y yo, aquí, ahora a través del punto de vista doble, pasando de la perspectiva de Josh a la de Emma de forma intercalada. Este juego permite al lector acercarse a los pensamientos y sentimientos de los dos protagonistas de manera directa y aporta un mayor dinamismo a los acontecimientos. Pero, a pesar de ello, se echa en falta una mayor profundidad en cuanto al desarrollo de estas dos figuras narrativas que, por desgracia, no logran sorprendernos ni tampoco llamar nuestra atención en ningún momento. El peso de la trama y el trasfondo que se oculta tras ella acaban por socavar la importancia y la profundidad de ambos, convertidos, al final, en simples marionetas. 

El mayor acierto de Tú y yo, aquí, ahora es la reconstrucción de Jay Asher y Carolyn Mackler hacen de los años 90. Música de la época, películas y también las limitaciones que por aquel entonces presentaba Internet. Todo se conjuga en las páginas de esta novela hasta transportar al lector a unos años en los que la red era todavía una quimera y las canciones de Dave Matthews sonaban hasta la saciedad en la radio. Precisamente por eso, Tú y yo, aquí, ahora es una obra que sintoniza mejor con los lectores que vivieron en esos años que con aquellos que no conocieron la época en la que todavía se podía sobrevivir sin un ordenador al lado.

Aunque la idea que Jay Asher y Carolyn Mackler plantean en este libro puede resultar, a simple vista, un tanto manida, lo cierto es que las escritoras norteamericanas saben conjugar los acontecimientos del pasado y del presente de forma bastante original, utilizando Facebook como principal vehículo. Cada vez que Josh o Emma sufren un cambio importante en sus vidas –un nuevo domicilio, un nuevo trabajo o incluso un cambio en su propia relación– sus perfiles se actualizan, conectando así lo que ocurre en sus vidas presentes y lo que está por ocurrir.

Bajo este juego de actualizaciones digitales, Jay Asher y Carolyn Mackler nos dejan un interesante mensaje subyacente, que encierra toda la moraleja de la novela: ¿hasta qué punto compensa vivir obsesionados por el futuro sacrificando en el camino donde el presente? Las autoras introducen esta pregunta en la trama desde las primeras páginas de la novela, invitándonos a reflexionar sobre ello, mientras asistimos a la preocupación casi enfermiza que viven los protagonistas por cambiar su mañana. 

El estilo narrativo de Tú y yo, aquí, ahora no llega a equiparar el nivel que Jay Asher demostró en Trece razones. Se nota, puede que demasiado, que la novela ha sido escrita a dos manos y que ambas autoras no han terminado de encontrar un punto de encuentro común, más coherente. Aún así, Tú y yo, aquí, ahora merece una oportunidad y también un tiempo de lectura en nuestras apretadas agendas sobre todo por la viveza con la que sus autoras reconstruyen los años 90.

0 comentarios :

Publicar un comentario