martes

Reseña: La casa de las modas de Julia Kröhn

En los dorados años veinte triunfan las colecciones de vestidos espectaculares y el genio de Coco Chanel. Fanny está cansada de las anticuadas prendas que se venden en los almacenes de su familia en Alemania y quiere comenzar una nueva vida en París como diseñadora. En 1946, su hija Lisbeth lucha por su supervivencia en Fráncfort, una ciudad totalmente asolada tras los bombardeos, y por la casa de modas de sus antepasados. Su ingenio le permitirá conducir el negocio a una nueva época, aunque para ello deberá pagar un precio muy alto. Para Rieke, en 1971, el amor es más importante que los negocios. Pero, cuando la empresa familiar se enfrente a la ruina, ella tendrá que tomar una decisión trascendental...

¿Qué nos ha gustado? 
- Siguiendo los pasos: La casa de las modas recuerda mucho a la trilogía de La villa de las telas. Es cierto que le falta un paso más para llegar a equipararse a ésta pero a grandes rasgos comparten la facilidad con la que el lector conecta con los protagonistas gracias al carisma del elenco, especialmente de las tres protagonistas, y la empatía que sentimos por cada una de las vicisitudes por las que atraviesan.
- Mujer en el centro: ante todo, La casa de las modas tiene un protagonista indiscutible: la mujer. A través de tres generaciones de una misma familia somos testigos de la lucha feminista en diferentes etapas del pasado siglo, nos convertimos en parte integrante de la situación social y cómo esta va pasando del ostracismo más absoluto al empoderamiento, sin perder de vista la lucha femenina en el mundo de la moda, un sector reservado tradicionalmente al varón.
 - Evolución histórica: La casa de las modas no solo muestra la evolución del feminismo sino también de la propia historia, pues Julia Kröhn ambienta muy bien los tres contextos históricos principales sin que falten detalles y al mismo los hace coherentes entre sí para que el lector sea testigo de una evolución única.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cayendo: sobre todo a partir de la mitad de la novela, La casa de las modas se vuelve más plomiza, con una ralentización excesiva de los acontecimientos que puede llegar a desesperarnos.

miércoles

Capítulos: El sueño de la máquina de coser de Bianca Pitzorno

En la Italia de principios de siglo xx, una jovencísima modista lucha por conquistar la independencia a la vez que es testigo de todo lo que acontece tras los muros de las mejores casas de la ciudad y aprende un oficio tan difícil como delicado. Desde su infancia, cuando acompaña a su abuela cada día a las casas para coser, asistimos a su formación como costurera experta y reclamada por las señoras de las casas importantes de la ciudad, con lo que se despliega una maravillosa galería de personajes, anécdotas y situaciones que configuran un complejo tapiz de la sociedad del momento. Una historia de emancipación femenina que viaja perfectamente, con maravillosas descripciones y una voz narrativa que sorprenderá y fascinará a las lectoras de hoy.

Empieza a leer

martes

Reseña: La chica de nieve de Javier Castillo

Nueva York, 1998, cabalgata de Acción de Gracias. Kiera Templeton, desaparece entre la multitud. Tras una búsqueda frenética por toda la ciudad, alguien encuentra unos mechones de pelo junto a la ropa que llevaba puesta la pequeña. En 2003, el día que Kiera habría cumplido ocho años, sus padres, Aaron y Grace Templeton, reciben en casa un extraño paquete: una cinta VHS con la grabación de un minuto de Kiera jugando en una habitación desconocida. 

¿Qué nos ha gustado? 
- No quieres soltarnos: La chica de nieve comparte un detalle claro con su predecesora: su poder para atraparnos. Y es que una vez más Javier Castillo nos ofrece una novela muy adictiva que, mediante el juego de pasado y presente y las verdades ocultas, nos engancha a la historia desde las primeras páginas y no nos deja escapar hasta llegar al final.
- A flor de piel: La chica de nieve es una novela muy emocional, en el sentido más estricto de la palabra. Castillo nos adentra por completo en un drama familiar en el que la desaparición de uno de sus miembros trastoca el status quo y derrumba los pilares. La capacidad del autor para plasmar sobre el papel este giro y las consecuencias del mismo es uno de los mejores pilares de la novela.
- Liderados: aunque en general todo el elenco de La chica de nieve está muy bien construido, es Miren Triggs la auténtica joya de la corona por el enorme carisma que desprende y la completa entrega que demuestra ante la búsqueda que centra la trama. La empatía que genera con el lector hace que la historia se viva más intensamente.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Preveo cómo acaba todo: no es difícil vislumbrar el desenlace de La chica de nieve. Realmente, Castillo no nos sorprende demasiado con la conclusión y, a pesar de lo bien que dirige la novela, acaba decepcionando ligeramente al ofrecernos un final más bien previsible.