miércoles

Capítulos: Y Julia retó a los dioses de Santiago Posteguillo

Mantenerse en lo alto es mucho más difícil que llegar. Julia está en la cúspide de su poder, pero la traición y la división familiar amenazan con echarlo todo a perder. Para colmo de males, el médico Galeno diagnostica que la emperatriz padece lo que él, en griego, llama karkinos, y que los romanos, en latín, denominan cáncer. El enfrentamiento brutal entre sus dos hijos aboca la dinastía de Julia al colapso. En medio del dolor físico y moral que padece la augusta, cualquiera se hubiera rendido. Se acumulan tantos desastres que Julia siente que es como si luchara contra los dioses de Roma. Pero, en medio del caos, una historia de amor más fuerte que la muerte, una pasión capaz de superar pruebas imposibles emerge al rescate de Julia. Nada está perdido. La partida por el control del imperio continúa.

Empieza a leer

martes

Reseña: Gothia de Santiago Castellanos

Barcinona, actual Barcelona, año 415. Clodia, una dama de la aristocracia, vive con gran intensidad tanto su amor a la Historia y a los libros como su odio a la sociedad patriarcal romana y al triunfo del cristianismo. Lucha por sus libertades, se recluye en su biblioteca, vive romances y disfruta del sexo más allá de su odioso esposo Minicio. Todo eso le permite respirar en la asfixiante mediocridad de un entorno lleno de hipocresía y recelos. Es en ese ambiente de fiestas y falsas apariencias donde irrumpen los godos, que se asientan por primera vez en Hispania, alterando el orden marcado por Roma.

¿Qué nos ha gustado? 
- Descubriendo: el contexto histórico en el que se desarrolla Gothia es bastante desconocido. Santiago Castellanos nos abre los ojos a este momento histórico, muy interesante por otro lado, con una cuidada investigación y una reconstrucción bastante fiel de los detalles sociales y políticos del momento.
- Entre la historia y el suspense: Gothia es una novela a medio cambio entre el género histórico y el thriller. Castellanos ha sabido convertir esta mezcla, tan habitual entre los autores anglosajones, en un cóctel literario que no decepciona y que consigue atraparnos casi desde el principio a través de un argumento que va in crecendo.
- Paciencia: aunque al principio nos resultará un poco complicado digerir el gran número de personajes que aparecen en las primeras 100 páginas, paciencia: acabaremos dominando este aluvión sin problemas, en parte gracias a que el elenco sintoniza bien con el lector y acaba conectando con él, a pesar de que haya algún que otro estereotipo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cuidado con la prosa: lo que menos nos ha gustado de Gothia es la narrativa. En más de una ocasión deja bastante que desear pues le falta cuidado y mimo en los detalles prosísticos.

miércoles

Capítulos: También los blancos saben bailar de Kalaf Epalanga

¿Qué hace un negro sin pasaporte tratando de entrar a Noruega? Es lo que le preguntaron al músico angoleño Kalaf Epalanga cuando de camino a un importante festival de música la policía lo detuvo y lo llevó al calabozo. El miedo siempre nos conduce a casa, así que en la soledad de la celda, nuestro protagonista y autor decide explicarle a esos oficiales altísimos y rubísimos que el corazón de África es también el corazón de Europa y que el ritmo melifluo de la kizomba tiene las mismas pulsaciones que las de un enamorado. Entonces la historia se abre en dos y conocemos a nuevos personajes: Sofía y Quito, que bailan y sudan por las calles de Lisboa; y Viking y Ava, un noruego y una libanesa que buscan aceptación bajo el cielo oscuro de Oslo.

Empieza a leer